miércoles, 27 de junio de 2012

Hacia adelante (Un breve capitulo)

Despierto ahora, para encontrarme a mi mismo en las sombras de todo lo que he creado

Y miré hacia arriba, mire sus ojos que para mi eran amenazantes, su mirada me hacia sentir que moriría en cualquier momento por el filo de su espada.

Yo sabia que una de las batallas mas grandes de mi vida la había perdido completamente, una de estas feroces batallas de un joven príncipe.

Lo miré entonces, y por mas que buscaba encontrar en el, en mi padre, esa llama de coraje, rencor y decepción, tan solo vi una mirada de gentileza, calma e indulgencia.

-¿Que ha pasado?- dijo tranquilamente el rey.

Respire hondo, mire al suelo y cuando despegue mis labios para notificar mi derrota, el me tomo del hombro y me dijo:

-Has peleado con valentía, entiendo que las circunstancias no nos favorecen siempre, se que has estado al borde del abismo, pero mírate... sigues vivo, aun puedes mejorar para la próxima batalla.

Me levanto la cabeza y al ver sus ojos nuevamente, no pude evitar derramar lagrimas, no se si fueron de alegría por aquellas palabras, no se si fue de tristeza por haber perdido, no se si fueron de liberación por haber logrado seguir vivo.

Mi padre el rey me abrazo nuevamente, y dijo:

-No me has decepcionado, ni a mi ni a tu madre, ni al reino entero... ni siquiera a ti. Tu eres valiente, fuerte, inteligente, capaz de luchar contra cualquier bestia, pero sigues siendo humano, un humano que como todos puede cometer errores.

Levanta la cabeza, afila tu espada, mejora tu modo de ataque, tus tácticas de guerra, tu puedes, siempre para adelante... la siguiente batalla vendrá pronto y tu debes luchar siendo mas fuerte.

Recuerda, siempre pasos hacia adelante, hacia atrás ni para tomar vuelo.

jueves, 21 de junio de 2012

Lluvia

Y sigo esperando a que la lluvia caiga, me empape de vida real sobre mi...

Te extraño, así como extraño a la lluvia en una tarde de verano. A veces me hace falta empaparme en ti, en esa sensación fría y húmeda de tus ojos.

Quisiera a veces creer que no existes, pero es que eres tan especial como la lluvia cuando cae de sorpresa en un día caluroso. Mi piel desea sentirte mojando cada parte de mi.

Aunque tal vez después deba secarme y dejar evaporar cada gota de ti. Ahora solo quiero recostarme aquí y que las gotas de lluvia empapen mi rostro, mis labios, cada parte de mi cuerpo.

Te deseo, así como deseo a la lluvia en una noche de tristeza, cuando el dulce sonido del golpeteo me tranquiliza, como si fuera una canción de cuna, así escuchar tu voz.

Quisiera a veces creer que no siento nada, pero existe algo en ti, que me hace quererte, desearte como al escuchar el sonido de un trueno quisiera que comenzara a llover.

Aunque la lluvia deba parar alguna vez... lo se muy bien. Quiero que mojes mi cabello, sentir el temblor en mis labios por el frío roce del agua sobre mi piel.

Se que alguna vez debe dejar de llover, pero por lo pronto... déjame mojarme en ti
Aunque te debas evaporar después...


domingo, 17 de junio de 2012

Mi Exilio (Parte 2) Gritando!!

Mucho Ruido, Demasiado Ruido...

No Escuchaba otra cosa mas que mis propios gritos dentro de mi cabeza, llanto, dolor, desesperación. No podía observar mas allá de lo que mi mirada deseaba ver: Dolor.

Fuerte, demasiado fuerte, invencible, temible, Así me mostraba frente a todo el mundo, en mi falso rostro no existía aquella mueca de sonrisa que solía tener antes, solo sonrisas burlonas y sarcásticas. Fue entonces que aprendí el sarcasmo como segundo idioma.

Todos me respetaban, obligaba a las personas a bajar la cabeza con el simple hecho de mi presencia, niños, jóvenes, adultos, ancianos.
Que gran logro de mi parte, realmente parecía imparable, indestructible...

Pero...

En el interior, me caía a pedazos...

Dejé el contacto con mis viejos amigos, por temor a destruirme mas, mis padres solían no hablarme mucho, mi hermana era la única con la que podía dialogar pero jamás llegue a mostrarle mi sentir.

Termine mi primer año, Excelentes Notas.

Comenzó el segundo y yo igual, sin ninguna persona capaz de acercarse a mi para nada, todo ese año estuve como si viviera dentro de un coma mental, todo fue tan simple, tan vació que pareciera no haber nada en ese año, no recuerdo nada...

Mi cumpleaños numero 13 fue tan gris, mis padres me compraron un pequeño pastel y fue todo lo que sucedió.

Un año mas tarde al cumplir los 14 años nadie pereció recordar que cumplía años, y menos me importaba a mi.

De nuevo los gritos, cada noche, mis lagrimas eran ya mas que una forma de desahogo, eran una nueva forma de sangrar una nueva forma de hacerme sufrir a mi mismo.

Que mas podía suceder, ya todo daba igual, vivir, morir... ¿había alguna diferencia entre como vivía esos días y como era la muerte?

Aquellos últimos 2 años había estado muerto en vida, vivía pero no por mi... moría una y otra vez cada mañana al abrir mis ojos... yo vivía únicamente dentro de mis fantasías, dentro de mi mundo de sueños... ahí me sentía completamente vivo

Entonces lo decidí, si morir era igual que vivir... que mas daba...

Quería volar a ese mundo que yo sabia que existía, yo lo había creado en mi mente, dentro de mi imaginación.

Tome entonces el cutter... y entre lagrimas y una sonrisa de satisfacción veía como de mi muñeca salia ese hermoso liquido... rojo... mi color favorito... era hermoso ese momento... que paz sentía al fin... de rojo se volvió negro todo era negro... obscuro... y por primera vez silencio... demasiado silencio...
...
...
... Yo
... Había muerto

--Esta canción define demasiado aquel entonces--

sábado, 9 de junio de 2012

Mi Exilio (Parte 1) No Soy Yo

No me sentía yo, era como si aquel momento se hubiera llevado toda la felicidad que existía en mi.
Fue un fin de semana de lo mas silencioso, no cruce palabra con ningún integrante de la familia, ellos emocionados por la nueva casa, los nuevos lugares, pero yo simplemente odiaba todo ese lugar, todo lo que tuviera que ver con este exilio en el que ahora me encontraba.

A mitad del día domingo, sonó mi antiguo teléfono celular; MI corazón latió fuertemente al percatarme que era Andy quien llamaba.
-Hola- Dije en tono sorpresivo pero a la vez triste.
-Hola Amigo- Dijo alegremente Andy -¿Cómo estas?, ¿Que tal tu nueva casa?
-Estoy bien, y pues la casa no es la gran cosa- Dije con desgana
-No creo que estés bien, lo noto en tu voz- Dijo Andy
-Y ni voy a estar bien, Te extraño, y solo van dos días- Dije comenzando a llorar.
-Si vas a estar bien, créeme, no te desanimes.

FIN DE LA LLAMADA

Colgué, así es, no soporte mas seguir escuchando su voz. Y segui llorando por un buen rato mientras escuchaba la radio para mi mala suerte sonaba Welcome to my life de Simple Plan

El lunes llego y me rehusé a asistir a clases en mi nueva escuela, mi madre accedió por el hecho de creer que tal vez aun no me recuperaba del viaje. Así que fue el martes, cuando asistí a mi nueva escuela, un lugar muy por debajo del nivel de escuela a la que estaba acostumbrado, cambiar de la capital del país a una provincia era muy notorio el cambio en el nivel educativo.

La prefecta, muy sonriente me recibió y me dijo, te llevaré a tu salón, me despedí de mi madre y camine detrás de la prefecta, llegamos frente a una puerta y llamo.
-Buenas Tardes Maestro, Le traigo a un nuevo alumno que se integra a este grupo, le encargo que lo ponga al tanto del material, las reglas y todo lo demás en esta escuela.

Entre mirando despectivamente a todo el mundo, incluyendo al profesor, el cual solo me indico que me sentara en un asiento justo frente a el. Todos me miraban atentos y yo ignorando sus miradas.

El profesor siguió dando su clase y para mi sorpresa el tema que se veía en ese momento ya lo había visto hace mas de un mes en la otra escuela, a mis adentros pensé: que mal, otro punto negativo para esta porquería de lugar.

Antes del termino de la clase el profesor me dijo: Hoy comienzan los exámenes y...
-Ya tengo calificaciones- dije tajantemente sin dejar que el profesor terminara de hablar -Hace una semana que entregaron calificaciones del primer parcial en mi antigua escuela- Y le mostré mi constancia de estudios con mi calificación que traía de la otra escuela.
-Tienes 6 en Matemáticas, bueno finalmente no te hará daño hacer un examen de refuerzo, que tal si aumentas tu calificación. dijo el profesor.
-Esta bien- Dije sin mostrar importancia.

-Pero preséntate al grupo- Dijo el profesor, Al ver que miré a los demás y no dije nada el comenzó a "entrevistarme" para que así respondiera a los demás.

-¿Como te Llamas?
-Edson.

-¿De cual escuela vienes?
-Ninguna que ustedes conozcan.

-¿Por que dices eso? ¿De donde vienes?
-Del Distrito Federal.

-¿Que te gustaría que pasara en esta nueva escuela a la que entras?
-No se, no me importa.

-Bien siéntate.
-Gracias.

Se fue el profesor, y todos me rodearon al instante, bombardeandome con preguntas muy estúpidas entre ellas las que ya había respondido, ¿Como te llamas?, ¿Vienes del D.F.?, ¿Cuantos años tienes?
Yo simplemente ignore cada pregunta y termine diciendo: -Me podrían dejar en paz, estoy tratando de hacer la tarea que nos dejaron.

Toda la semana fue así, los profesores me decían que hiciera el examen aunque ya tuviera mi calificación anterior, comprobé que las clases estaban atrasadas en temas de acuerdo a lo que había visto en la otra escuela, hice mis exámenes y seguí ignorando a mis compañeros de clase, no me interesaba entablar relación alguna con ellos, en el receso no salia del salón, ahí me quedaba en mi lugar, haciendo tareas.

Mi resultado en los exámenes fue mas que satisfactorio, 10 perfecto en todas las materias pero los profesores me anotaron 8 pues todos coincidieron en que seria injusto ponerme el 10 si yo no tenia los mismos trabajos que mis compañeros. yo con tal de evitar discutir acepte.

Extrañaba mucho a mis amigos, a mi familia, aquellos lugares que conocía, pero todas las personas que ahora me rodeaban, y los lugares que tenia ahora al rededor, eran simple porquería, una basura total, solo merecían estar bajo la suela de mi zapato.

Cuando los profesores aplaudieron mi desempeño ante mis compañeros pensaba, "Jamás serán tanto como yo, ustedes personas inferiores a mi, no merecen estar a mi altura, pertenecen debajo de mi"

En ese momento, comencé a envenenar cada parte de mi ser, aquel niño tonto ya no existía mas, yo era ahora simplemente otro chico...

Lo peor, No era yo

domingo, 3 de junio de 2012

Silencio

Una calurosa tarde de estos últimos días, el cielo se nublaba levemente con un viento suave y agradable. Salí temprano de la escuela y por alguna extraña razón tome el autobús que pasa cerca de mi casa pero no tan cerca como el que acostumbro abordar. Todo por ir en compañía de tres de mis amigas, a las cuales se les ocurrió que fuéramos a caminar por el centro de la ciudad. Platicando de cosas sin importancia, riendo de cosas absurdas y cosas por el estilo. Llegamos, recorrimos algunas tiendas y dos de mis amigas dijeron, ya volvemos Nos quedamos entonces mi amiga Sara y yo, viendo unas cubiertas para celular de pronto ella me dice: -Oye! ¿Que Crees? y yo sonriendo le dije -¿Que creo? Ella comienza a reírse y yo también. Por fin regresan aquellas chicas después de un buen rato y caminamos de nuevo. Después de un rato nos despedimos y ellas se van por un lado y Sara y yo por otro pues vivimos casi por el rumbo. Comenzaba a enfriar la tarde a causa de las nubes y el viento, amenazando con llover, así que Sara me abrazó y estuvimos esperando el autobús que ya había tardado demasiado mas que de costumbre. En silencio estábamos los dos hasta que ella me dijo: -Oye, tengo que decirte algo yo le respondí aun sin soltarla: -Dime Ella se comenzó a reír y me dijo -hay unos ojitos que están ahí en ese anuncio... Jajajaja; me reí yo. así estuvo diciéndome eso una y otra vez, y el autobús no llegaba, así que me dijo ahora o mas bien se dijo a si mima en voz alta. -Por algo no llega el autobús, el destino sabe que debo hacer. WTF!! Pensé yo. Finalmente empezó a decirme en un susurro: -¿Me escuchas?, ¿Me copias? Yo le respondí normal esperando otra de sus bromas: -Si, te copio -Bien- dijo ella y respiro -Me gustas... Me quede frió, mas frió que aquel viento, mas frió que los helados que venden frente a la parada del autobús, solo a abrace con fuerza, pero completamente en silencio, silencio, mas silencio. por fin ella se separo de mi y con pequeñas gotas de sudor en su frente me dijo: -¿Si escuchaste lo que te dije verdad? La mire a los ojos y con una expresión bastante seria le dije: -Si, lo escuche. Note entonces mi poco tacto y agregue: -Disculpa que no sepa que decir, pero me tomaste por sorpresa. Ella me pregunto: -¿No te habías dado cuenta?, ¿No lo sospechabas ni tantito? -No, nada de nada. Respondí yo. -Tenia que decirlo, y ya lo dije... ¡YA PUEDES ENVIARNOS EL AUTOBÚS!- grito El autobús no llego, nos fuimos en Taxi, yo en silencio, nos bajamos la calle anterior a donde vive, me despedí de ella, y le dije: -Fue lindo que me dijeras eso y que sientas eso por mi. Te quiero niña. Le di un beso en la mejilla y me fui. Pienso en tantas cosas, esa niña la conozco hace un año, la conocí en un momento difícil en su vida, sufriendo por un amor que no supo valorarla al final, la ayude a que comprendiera que siempre podía salir adelante. De esa relación de conocidos paso a convertirse en amiga en un tiempo muy rápido, al grado de decir que era como el padre que siempre quiso tener, pues la orientaba a que hiciera lo mejor para ella, le daba ánimos y siempre estuve para apoyarla. Conoció ella entonces a un chico del circulo de personas que frecuento, comenzaron a salir, y los veía tan felices a los dos, pero el jugo con ella una vez, terminaron y después volvieron, la segunda vez el acuso a ella de engaño cosa que jamás paso, rompieron nuevamente y volvieron... tercera oportunidad y el la engaña, la destruye, la insulta sin razón, luego vuelve a querer decirle que la ama y después le dice nuevamente que no le interesa. Todo ese tiempo estuve yo como su mejor amigo, apoyándola, dándole ánimos, dándole fuerza. Vi sus comentarios en facebook desde días anteriores y aparecían cosas como, "Sufrir por alguien teniendo a alguien mejor a tu lado", "Que tu mejor amigo se convierta en el amor de tu vida" y muchas cosas así, no se si estará confundida, tal vez confunda su sentir con el agradecimiento que me tiene por estas a su lado, tal vez es cierto lo que siente, no lo se. Pero yo sinceramente no puedo verla de otra manera que no sea como mi amiga. La quiero mucho pero no siento lo mismo que ella por mi. Le comente por internet a Manuel, y el me dijo: No pierdes nada con intentarlo, pero también si comienzan una relación mas tarde puede ser difícil para ambos terminarla, si no estas seguro de lo que sientes dicelo de la manera mas adecuada para que no la hagas sentir mal, espero que pase lo pase, su relación de amistad no se arruine. Yo solo pienso en algo, No quiero ser yo quien la lastime en esta ocasión. Pero todo eso lo pienso en silencio