miércoles, 27 de junio de 2012

Hacia adelante (Un breve capitulo)

Despierto ahora, para encontrarme a mi mismo en las sombras de todo lo que he creado

Y miré hacia arriba, mire sus ojos que para mi eran amenazantes, su mirada me hacia sentir que moriría en cualquier momento por el filo de su espada.

Yo sabia que una de las batallas mas grandes de mi vida la había perdido completamente, una de estas feroces batallas de un joven príncipe.

Lo miré entonces, y por mas que buscaba encontrar en el, en mi padre, esa llama de coraje, rencor y decepción, tan solo vi una mirada de gentileza, calma e indulgencia.

-¿Que ha pasado?- dijo tranquilamente el rey.

Respire hondo, mire al suelo y cuando despegue mis labios para notificar mi derrota, el me tomo del hombro y me dijo:

-Has peleado con valentía, entiendo que las circunstancias no nos favorecen siempre, se que has estado al borde del abismo, pero mírate... sigues vivo, aun puedes mejorar para la próxima batalla.

Me levanto la cabeza y al ver sus ojos nuevamente, no pude evitar derramar lagrimas, no se si fueron de alegría por aquellas palabras, no se si fue de tristeza por haber perdido, no se si fueron de liberación por haber logrado seguir vivo.

Mi padre el rey me abrazo nuevamente, y dijo:

-No me has decepcionado, ni a mi ni a tu madre, ni al reino entero... ni siquiera a ti. Tu eres valiente, fuerte, inteligente, capaz de luchar contra cualquier bestia, pero sigues siendo humano, un humano que como todos puede cometer errores.

Levanta la cabeza, afila tu espada, mejora tu modo de ataque, tus tácticas de guerra, tu puedes, siempre para adelante... la siguiente batalla vendrá pronto y tu debes luchar siendo mas fuerte.

Recuerda, siempre pasos hacia adelante, hacia atrás ni para tomar vuelo.

2 comentarios:

  1. No quisiera llorar por esto cuando pusiste "no has decepcionado a nadie ni a mí ni a tu madre"... estoy ahorita en una disyuntiva y esto es lo que más temo, decepcionarlos... sé que mi padre (así como el rey) me dira lo mismo... pero la culpa en mi no cesará... dios, qué post!

    Cuidate!

    ResponderEliminar
  2. Lo se, se perfectamente lo que se siente cuando sabes que podrías decepcionar a alguien...

    Pero es mejor herir con la verdad que engañar con la mentira, aunque la culpa siga comiéndonos por dentro, pero finalmente la culpa se alivia con buenas acciones :)

    Mis mejores deseos

    Saludos

    ResponderEliminar