jueves, 21 de junio de 2012

Lluvia

Y sigo esperando a que la lluvia caiga, me empape de vida real sobre mi...

Te extraño, así como extraño a la lluvia en una tarde de verano. A veces me hace falta empaparme en ti, en esa sensación fría y húmeda de tus ojos.

Quisiera a veces creer que no existes, pero es que eres tan especial como la lluvia cuando cae de sorpresa en un día caluroso. Mi piel desea sentirte mojando cada parte de mi.

Aunque tal vez después deba secarme y dejar evaporar cada gota de ti. Ahora solo quiero recostarme aquí y que las gotas de lluvia empapen mi rostro, mis labios, cada parte de mi cuerpo.

Te deseo, así como deseo a la lluvia en una noche de tristeza, cuando el dulce sonido del golpeteo me tranquiliza, como si fuera una canción de cuna, así escuchar tu voz.

Quisiera a veces creer que no siento nada, pero existe algo en ti, que me hace quererte, desearte como al escuchar el sonido de un trueno quisiera que comenzara a llover.

Aunque la lluvia deba parar alguna vez... lo se muy bien. Quiero que mojes mi cabello, sentir el temblor en mis labios por el frío roce del agua sobre mi piel.

Se que alguna vez debe dejar de llover, pero por lo pronto... déjame mojarme en ti
Aunque te debas evaporar después...


4 comentarios:

  1. Esta buenisima la entrada!
    saludos amigo suerte!

    ResponderEliminar
  2. Quizás no lo pude apreciar porque trato de no pensar en alguien cuando leo este tipo de texto... me gustó la parte final... a veces es bueno disfrutar algo aunque no sea eterno... lastima que lo aprendí de ultimo momento... y aún sabiendolo, sé que no voy a cumplir ello.

    En fin, buen post y disculpa la demora por pasar ^^!
    Erik!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo, yo hace poco que descubrí que es mejor disfrutar de las cosas mientras duren, tal vez después pueda ser demasiado tarde.

      Y no te preocupes por la demora, comprendo que existen miles de cosas que hacer.

      Saludos

      Eliminar