domingo, 17 de junio de 2012

Mi Exilio (Parte 2) Gritando!!

Mucho Ruido, Demasiado Ruido...

No Escuchaba otra cosa mas que mis propios gritos dentro de mi cabeza, llanto, dolor, desesperación. No podía observar mas allá de lo que mi mirada deseaba ver: Dolor.

Fuerte, demasiado fuerte, invencible, temible, Así me mostraba frente a todo el mundo, en mi falso rostro no existía aquella mueca de sonrisa que solía tener antes, solo sonrisas burlonas y sarcásticas. Fue entonces que aprendí el sarcasmo como segundo idioma.

Todos me respetaban, obligaba a las personas a bajar la cabeza con el simple hecho de mi presencia, niños, jóvenes, adultos, ancianos.
Que gran logro de mi parte, realmente parecía imparable, indestructible...

Pero...

En el interior, me caía a pedazos...

Dejé el contacto con mis viejos amigos, por temor a destruirme mas, mis padres solían no hablarme mucho, mi hermana era la única con la que podía dialogar pero jamás llegue a mostrarle mi sentir.

Termine mi primer año, Excelentes Notas.

Comenzó el segundo y yo igual, sin ninguna persona capaz de acercarse a mi para nada, todo ese año estuve como si viviera dentro de un coma mental, todo fue tan simple, tan vació que pareciera no haber nada en ese año, no recuerdo nada...

Mi cumpleaños numero 13 fue tan gris, mis padres me compraron un pequeño pastel y fue todo lo que sucedió.

Un año mas tarde al cumplir los 14 años nadie pereció recordar que cumplía años, y menos me importaba a mi.

De nuevo los gritos, cada noche, mis lagrimas eran ya mas que una forma de desahogo, eran una nueva forma de sangrar una nueva forma de hacerme sufrir a mi mismo.

Que mas podía suceder, ya todo daba igual, vivir, morir... ¿había alguna diferencia entre como vivía esos días y como era la muerte?

Aquellos últimos 2 años había estado muerto en vida, vivía pero no por mi... moría una y otra vez cada mañana al abrir mis ojos... yo vivía únicamente dentro de mis fantasías, dentro de mi mundo de sueños... ahí me sentía completamente vivo

Entonces lo decidí, si morir era igual que vivir... que mas daba...

Quería volar a ese mundo que yo sabia que existía, yo lo había creado en mi mente, dentro de mi imaginación.

Tome entonces el cutter... y entre lagrimas y una sonrisa de satisfacción veía como de mi muñeca salia ese hermoso liquido... rojo... mi color favorito... era hermoso ese momento... que paz sentía al fin... de rojo se volvió negro todo era negro... obscuro... y por primera vez silencio... demasiado silencio...
...
...
... Yo
... Había muerto

--Esta canción define demasiado aquel entonces--

4 comentarios:

  1. Muy trajico lo tuyo, pero como dice el querido amigo Erick, casa nueva, vida nueva.
    Pero bueno si dices que ahora esta todo mejor, que bueno. Chee y no te cortes mas la venas.
    cuidate! y suerte con todo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aaaah y el chico que te llamaba, era tu novio o tan solo un amigo???

      Eliminar
    2. Ya veras como es que mejoraron las cosas, en aquel momento me sentía tan solo que ya me daba igual... hace ya 5 años de todo eso!! uff imagínate.

      Quien me llamaba era mi amiga Andrea (pero siempre le he dicho Andy) fue mi amor de la infancia :) y ahora mi mejor amiga

      Cuídate tu también

      Saludos

      Eliminar
  2. Es mejor no mirar el pasado y forjar el futuro partiendo del hoy... es que, vuelvo a decir, un lugar nuevo se podia empezar de nuevo... en fin, lo que pasó ya pasó... quizás lo hiciste, yo alguna vez quise hacerlo y en cierto modo lo hice... pero ya pasó. Hoy es lo que vale!

    Un abrazo
    Erik!

    ResponderEliminar