martes, 28 de agosto de 2012

Nada puede detenerme...

Acaba con el dolor... Libera tu alma
En estos días he estado de tan buen humor como no lo estaba hace tiempo...

A pesar me mis nuevas responsabilidades y que tengo que ocupar el doble de mi energía... obviamente me siento cansado... pero sabes que es lo interesante... no me siento estresado... no me siento presionado... no me siento incapaz como solía sentirme antes.

Estoy estudiando durante la mañana, la universidad... (a pesar de que aun debo recuperar mis materias de la preparatoria, pero afortunadamente en la universidad me han apoyado para que pase mis materias y siga estudiando), durante las tardes intercalo las actividades del club de teatro con mis recursamientos de las materias que falle ... llego a casa y hago las tareas de ambas escuelas... pero no me siento presionado.

Me encuentro demasiado motivado, contento, capaz, fuerte... miles de cosas positivas mas...

Trabajar duro ya no me cuesta, dormir dos horas ya no se me hacen poco... me levanto incluso con demasiado animo.

Que hice para sentirme así de pleno? bien básicamente me deshice de pensamientos absurdos, malos hábitos  actividades sin sentido, mi negatividad, me deshice de todo cuanto supusiera una barrera para mi.

He cambiado mi alimentación, como a mis horas, le dedico 20 minutos a tomar un té reconfortante cada tarde mientras me relajo completamente, miro cada cosa de este mundo, cada situación con una sonrisa... así es... y ese simple hecho cambia todo... le dedico los 20 minutos en los que me traslado a la escuela en pensar cosas positivas, en afirmarme lo increíble que soy por ser humano.

Al llegar saludo a todo el mundo... uno a uno, dedicando una sonrisa a cada uno... y reconforta recibir una a cambio... Sonrío en este momento... por que mi alma ya lo hace sin quererlo.

Le dedico además tiempo a mi familia, a escuchar como les fue en el día, luego yo les platico como me ha ido a mi, los lleno de abrazos y besos... solo por que los amo.

Realizo mi tarea acompañado de mi música preferida, y sonrío cada vez que escribo o leo algo... mientras que la música estimula sensaciones hermosas dentro de mi.

Aseo mi habitación, aseo mi cuerpo, despejo todo de cosas inservibles... incluyendo mi mente.

Antes de dormir... borro todo cuanto pasó en el día dejando una hoja en blanco lista para escribirse en cuanto despierte...

Me miro al espejo y digo... "Soy capaz, soy fuerte, soy paz, soy amor"

Y si llegase a fallar?...
Eso no importa ahora, pero si sucediera... pienso "Mientras viva no me daré por vencido"

Y ahora te dedico a ti... esta sonrisa... traducida en palabras, pero con la misma intención.

Sonríe... eres vida...

Nada puede detenerme.

domingo, 26 de agosto de 2012

Nueva Vida (Parte 1)

Aprovechaba ese tiempo... ese bendito año que me tome libre antes de estudiar la preparatoria... mis padres accedieron a esa propuesta, pues realmente me lo merecía después de haber sacado notas excelentes de la secundaria.

Así que realmente lo aproveche, pero no era solo para descansar, era para poner mis ideas en orden... mis emociones, y todo lo nuevo que estaba aprendiendo y experimentando al volver a vivir.

Mientras no había nadie en casa por las tardes... tomaba solamente las llaves y un poco de dinero y salia, caminaba cerca, lejos, mas lejos, a veces tomaba el autobús... de punta a punta... conocí algunos sitios, disfrutaba el ver a la gente al rededor y lo que hacían... me sentaba largas horas en el parque, en la plaza, en el centro de la ciudad, en ocasiones me tomaba un café (con amaretto) , un helado (de vainilla) y disfrutaba el momento, miraba las nubes, el sol, la lluvia, a los niños, los jóvenes, adultos y ancianos... 

Caminaba bajo la lluvia... pero que hermosa era la lluvia... me imaginaba que eran como unos labios suaves y fríos que tocaban mi rostro... recuerdo que era maravilloso cuando una gota tocaba mis labios ese era el beso mas placentero...

Vi las hojas secarse y caer en otoño... pisarlas y escuchar su crujir bajo mis pies... "algún día caeré como estas hojas... pero no aun" pensaba yo... amaba cada atardecer... cuando el cielo se teñía lila, rosa, naranja, rojo como la sangre... y después morado hasta caer el azul tan profundo como el mar de mis pensamientos...
Si las estrellas... la luna, el viento nocturno... todo tenia ahora un gran valor para mi.

Era yo y solo yo... disfrutando de mi soledad... pero no me sentía solo... me sentía acompañado de la multitud, del sol, del viento... y por supuesto de mi música... ah la música... que maravilloso compañero de aquellos días... de ayer y de hoy... hasta el día de mi muerte...

Deje mi cabello crecer, dejarlo vivir... lo cuidaba demasiado... le daba un gran valor a cada parte de mi cuerpo... me sentía perfecto.

Esos días me ayudaron a conocer mejor mi entorno... me encantaba observar a las personas... ¿Que pensará? ¿Que sentirá en este momento? ¿Será a caso esa sonrisa verdadera? ¿Que penas trae cargando aquel hombre? ¿Que habrá hecho para terminar así?

Mirar mas dentro mio... hablar conmigo mismo, en silencio... siempre... eso me ayudo a conocerme mas... mis limites, mis actitudes... todo se estaba poniendo en orden dentro de mi... 

Si tuviera que definir aquellos días... serían los mas tranquilos de mi vida, los que mas he disfrutado hasta ahora... ese volver a vivir... ese volver a sentir, volver a mirar, volver a escuchar, era maravilloso.

Aquellos días... aquella nueva vida... aquel nuevo comienzo

sábado, 18 de agosto de 2012

Guerra Interna (Capitulo Intermedio) ¿Quien Soy?

¿Quien soy?...
¿Te lo has preguntado a ti mismo?...
¿Quien soy?
Soy mas que un simple nombre
¿Quien soy?
Soy mas que un simple chico, como cualquier otro
¿Quien soy?
Soy mas que un cuerpo
¿Quien soy?
Soy mas que un cerebro
¿Quien soy?
Soy mas que un alma
¿Quien soy?...

Giraba mi mente durante aquella lluviosa noche, en la que mi mente se mantenía ocupada en esa pregunta tan simple, pero de respuesta tan difícil...

¿Por que es tan difícil contestar esto? me preguntaba yo... como es posible que no pueda definirme...

Era abril del 2009, hacia un mes que había cumplido 16 años

De cualquier manera caí profundamente dormido entre un mar de sueños en los que suavemente transitaba por tantas cosas que me hacían sentir tan bien...

Entre miles de sueños, miles de imágenes recuerdo como es de costumbre lo mas cercano antes de despertar... un chico de apariencia hermosa, de piel brillante, suave, con una mirada que cautivaría hasta a el mas duro... que hermoso era aquel chico... mas o menos de mi edad, si era joven, y pude notar entonces que el estaba desnudo, yo me sentía apenado pero a la vez excitado de estar ante aquel ser tan tremenda mente sensual.

Toque su piel mientras el recorría mi espalda con su suave mano... y de pronto... abrí los ojos, yo me quede ahí en cama, pensando en lo ultimo que había soñado... entonces note algo... estaba erecto... solo de haber soñado aquello...

¡PERO QUE DEMONIOS! pensé yo... esto no puede ser... ¡NO, NO, Y NO!

Ese pensamiento de negación ante esas ideas, imágenes, incluso deseos y pensamientos ya tenían tiempo en mi mente desde tiempo atrás...

Nos remontamos a mi ultimo año de secundaria, donde Carlos y yo estábamos sentados fuera del salón de clases... charlando tranquilamente... ese día, lo recuerdo perfectamente... el se reía junto conmigo mientras veíamos pasar a los demás estudiantes y los criticábamos... -Ya viste el peinado de esa chica... se ve como si la hubieran quemado- Jajaja.... Si y los zapatos de ese chico están horribles- jajaja
De pronto paso un chico... que cuando lo vi no pude evitar seguir su trayecto mientras pasaba delante, fue algo extraño... estaba todo en silencio pero solo en mi cabeza... solo importaba aquel andar tan peculiar hasta que de pronto esos ojos, esa mirada se cruzo con la mía... me puse frío... un escalofrío tomo mi cuerpo por completo... tan solo salí de ese momento cuando una palmada en la espalda me hizo reaccionar...
-Jajajaja- Reía Carlos - Viste el corte de cabello del tipo ese?! -
-Si, lo vi - respondí yo serio... - A mi parece un buen corte.
Carlos me miró incrédulo y continuo riéndose solo de los demás pero yo me quede pensando... Como era posible que ese corte de cabello no le gustaba si era genial... o bueno tal vez a ese chico se le veía muy bien... pero tal vez fue su mirada... o por dios esa mirada... o su andar... pero el cabello que tiene que ver con su andar... Bah! estoy loco!!
Todo el día me había quedado pensando en eso, había sentido algo extraño al verlo y algo aun mucho mas fuerte cuando me miró... pensé, pensé, pensé, pensé y me dije a mi mismo... bueno lo que pasa es que el chico es guapo...
¡¿QUE?! NO, ESTO NO PUEDE SER! ¡¿COMO PUEDE SER GUAPO?! ¡¿COMO PUEDO PENSAR ESO?!
Lo negué rotundamente en mi mente.. así es... lo negaba y listo todo listo...
Al otro día me volví a sentar en el mismo lugar para verlo pasar de nuevo y así fue... paso... lo mire, se removió el cabello, y siguió con su andar...
Pasaron semanas y ya era mi obsesión verlo pasar... Fernando, si ese era su nombre... como lo supe, pues ya que le hablaba mas a mis compañeros de salón me atreví a preguntarle a una chica si sabia como se llamaba el... y me dijo se llama Fernando... todos le dicen Fer
Fernando, delgado, alto, piel clara, cabello obscuro, ojos color miel que miraban dulcemente... su andar tan suave como si se tratara de un príncipe.
¡PERO QUE DEMONIOS! no eso no podía ser, soy hombre... esta bien, tal vez es solo que reconozco que es guapo, pero no, no y no.
Ahí comencé a obsesionarme no solo con su imagen, también con otros chicos a los que comencé a verles algún atractivo especial... pero No, eso no podía ser...
Termine mi secundaria y jamás en la vida  me acerque a ninguno... menos a Fer, un chico tan hermoso y maravilloso como no hay.
Así que con ese pensamiento y el Sueño que recién había tenido... comencé a analizar mas sobre todo eso, hace poco menos de un año que me obsesione con Fer, y hoy prácticamente lo vi en mi sueño, completamente desnudo... 

Penosamente pensé y recordé... fue a partir de entonces que no solo en la escuela, miraba chicos, lo hacia en la calle, en el supermercado, en la plaza, en la televisión, conseguir excitación de la imagen femenina de la pornografía pero a la vez de la masculina, llegando entonces a la pornografía homosexual... inmensas noches de auto-placer, mirar esas siluetas, los músculos, sus brazos, ese ser tan masculino fuerte e irresistible... terminaba con mi orgasmo de la masturbación... 

¡PERO NO! ¡ESO ESTABA MAL!

Pensaba yo al terminar, me gustan las mujeres... no, simplemente no pueden gustarme los hombres
Me sentía sucio, inmoral, incluso preso por esa sensación placentera que solo me traería después miedo de mi mismo.

Pero me quede ahí aquella mañana... pensando y pensando... hasta que de pronto dije internamente, esto es así:
-Me gustan las mujeres y mucho
-Pero tengo que admitir que los hombres también
-No soy gay definitivamente...
-Pero no puedo dejar de negar que me gustan los hombres
-Pero me gustan las mujeres...
-Como es ese termino?
-Cierto... Bisexual...
-Si Soy Bisexual...

Decir eso en mi mente fue como abrir una caja con mariposas y que salieran de su encierro... pude entonces ver el panorama... sonreí... y lo repetí en voz baja... Soy Bisexual.

Sufrí, claro, me aterrorice, me perdí en mi miedo, quise negarme mi propia naturaleza, pero ahora ya lo se... 

¿Quien soy?
Soy mis tropiezos, mis aciertos, mis sueños, mis valores, mi cuerpo, mi voz, mi mirada, mi palpitar, mi forma de amar, mi forma de ser, soy mi historia... Soy todo y a la vez nada

Soy todo eso y mucho mas... siempre algo mas


lunes, 13 de agosto de 2012

Mi Exilio (Parte 5) Nuevos Caminos (Capitulo Final)


Me levante el jueves y vi a mi alrededor, el sol brillaba desde fuera con una intensidad hermosa, iluminaba mi habitación, la cual estaba limpia, ordenada, con aroma a rosas (por la varilla de incienso que le había robado a mi madre).

Me puse de pie frente a la ventana, y deje que la luz y el calor del sol me golpearan de lleno, observe mi joven cuerpo semidesnudo de 15 años frente al espejo (llevaba calzoncillos). Me miré como nunca antes lo había hecho, observando cada detalle de mi cuerpo, mis manos, mis brazos, mis piernas, mi torso, mis hombros, luego mi cara, mis labios, mi nariz, después mis ojos, algo me enterneció, me emociono, me sorprendió de esos ojos, y eso era un extraño brillo, un brillo único de una persona llena de vida, como los ojos de un niño con su mirada llena de ilusión e inocencia. Sonreí.

Era jueves, el lunes, martes y miércoles no me había presentado a la escuela a causa de una serie de malestares estomacales, el doctor menciono algo sobre a causa de tensiones y estrés, me mando reposar y me podría presentar a clases nuevamente el jueves, pero era jueves, jueves 13 de marzo del 2008...

Claro era mi cumpleaños numero 15, me sonreí al espejo, me vestí rapidamente y vi a mi madre sentada en el comedor, se levanto de un brinco y me abrazó

-¡Feliz Cumpleaños!- dijo ella mientras me abrazaba
-Gracias, mamá. -Respondí yo

Mi mamá intentó soltarme pero yo no la solté, solo le di un beso en la mejilla y le dije...
-Mami, te quiero mucho

Ella me abrazo fuerte, muy fuerte, y yo comencé a llorar, ella también, entonces le dije:
-Perdóname por lo mal que me he portado contigo.

Mi mamá se alejó y tomo mi cara entre sus manos mirándome a los ojos y me dijo:
-No tengo nada que perdonarte, eres mi hijo y te amo de cualquier manera.

Estuvimos así un rato mas.

Al llegar a la escuela, presente mi justificante de las faltas, me puse al corriente de tareas con mis profesores y demás. Ese día me sentía diferente, me sentía mas yo, de hecho creo que los demás también notaron la diferencia.

Carlos se me acerco y me pregunto
-¿Como estas?

Lo abrace, y le dije al oído, "muy bien, gracias"

El se separo de mi y me miro incrédulo.

Le explique todo lo que había pasado desde el viernes que el me golpeo, el me miraba interesado, y cuando termine de explicarlo todo le agradecí nuevamente su ayuda.
El bromeo diciendo:
-Ya veo que el golpe te sirvió, solo tenias flojas algunas piezas.

A partir de ese día todo cambio para mi y para todos los que me rodeaban, poco a poco, hablaba con mis demás compañeros, nos reíamos, se iban ganando mi confianza y yo la de ellos, muchos me decían cosas como "Creí que eras mala onda", "Creí que eras un mamón" , "Finalmente eres una gran persona".

Y así paso marzo, abril, mayo, y junio llegaba a su fin estaba de pie frente a mis compañeros de la generación, en la ceremonia de graduación de la secundaria, yo quien por ser el alumno ejemplar de la generación tenia el derecho de dirigir unas palabras a mis compañeros.

Durante semanas, junto con mi maestra de Lectura buscamos algún pensamiento o reflexión que quedara para el momento de despedida, y lo encontramos, se trataba de una reflexión sobre personas que se embarcan juntos desde el principio, todos buscando llegar al mismo destino, como es que un barco enfrenta tormentas y debe saber sobrevivir a ellas, todos los tripulantes buscan hacer que el barco llegue a su destino pero a la vez todos tienen un destino final distinto, en un barco de conocen personas nuevas, se aprende un nuevo estilo de vida, se aprende a compartir y  a la vez a remar juntos. Pero al final cuando el barco haya llegado a su destino, todos bajaran, se dirán hasta pronto y continuaran sus nuevos caminos.

Cuando termine de leer aquel texto, y agradecí por su atención, mientras escuchaba el aplauso de mis compañeros mire hacia adelanta y vi sus rostros, surcados en lagrimas, gritando de alegría, emoción, nostalgia. Yo estaba feliz, completamente feliz.

Durante el evento, me decía a mi mismo, ¿Por qué habré dejado pasar tanto tiempo? ¿Por que me tuve que alejar de estas personas si son maravillosas, en los últimos meses me había tomado el tiempo de conocer a todos y cada uno de mis compañeros de clase, vaya que personajes, vaya que historias. Pero el tiempo ya no podía volver atrás aunque me hubiera gustado conocerlos mas ya era tarde.

A mi lado Carlos, sonriendo constantemente, hablando con otras personas y yo en mi lugar mirando al rededor.

Después de un rato Carlos me dijo
-Ven acompáñame-

Yo lo seguí, salimos del salón de fiestas, fue hasta el coche de su madre y saco de ahí un pequeño cuaderno rojo, me lo entrego y me dijo:
-Me tome la libertad de pasar este cuaderno entre los chicos del salón, les pedí que te anotaran algunas palabras de aliento, consejos, y cosas así, se que te hubiera gustado haberlos conocido desde antes y creo que esto te ayudara a ver que estas personas mas allá de tus malos tratos no te guardan ningún rencor.
Es un regalo de mi para ti, yo también colabore en este proyecto.

Yo sonreía, no sabia que decir ni como reaccionar

-Bien- dijo Carlos -Espero que no importe a donde vayamos, ni cuales sean nuestros caminos a partir de ahora, si nos encontramos geográficamente lejanos quiero que sigamos juntos dentro de nuestras cabezotas y corazones. Ed, te quiero mucho amigo.

Me abrazo fuertemente, y yo a el, comencé a llorar (como era ya mi costumbre), le dije al oído "gracias", "gracias por todo lo que has hecho por mi, me has salvado de lo mas obscuro y ahora mírame aqui estoy gracias a ti".

-No, gracias a ti que supiste comprender- dijo el

-Necesito hacer algo...- le dije mientras me alejaba un poco de el, -Espero no te enojes-
-Haz lo que tengas que hacer- me dijo el sonriente

Me acerque y le plante un beso en la mejilla, el me miro perplejo y sonriente a la vez.
-¿Por que lo hiciste? - Me pregunto
-Me nació hacerlo, como amigo mio, siento que así podía hacerte saber cuanto era mi agradecimiento y mi cariño por ti, no lo tomes a mal, es solo un beso, como el que le daría a un hermano, entiendes... - me quede en silencio y el también, entonces continué -Creo que fue demasiado...

-No, no fue demasiado, entiendo a lo que te refieres, te quiero Hermano, y gracias a ti también por permitirme entrar en tu corazón.

Nos abrazamos nuevamente y después de que se me quito la hinchazón de los ojos, regresamos al salón.

En la noche, antes de dormir, leí las notas de ese pequeño cuaderno, una a una, frases como "no te conocí muy bien" "me hubiera gustado conocerte mejor" "Eres buena persona a pesar de todo" "Eres increíble" "nunca creí conocer a alguien tan inteligente" "te deseo lo mejor" "Suerte" estas frases aparecían demasiado, y todas con significados fuertes todas esas frases que en comparación con la pagina que me dedicaba Carlos no se comparaban ni si quiera un poco... Carlos con su simple:

Ed, Me dio mucho gusto ser tu amigo, te deseo que tengas una MUY FELIZ VIDA, diviértete todo lo que puedas

Con eso me pudo decir mas de lo que hubiera gustado escuchar, "Muy feliz vida" "Diviértete" eso era lo que mas importaba entre todo, no había vivido últimamente ni me había divertido si quiera... entonces supe... este es el momento, todo se acabo, debo comenzar de nuevo, andar a paso firme, me encontrare con infinidad de obstáculos y fracasos, pero debo saber buscar la solución en lugar de dejarme caer... Gracias decía yo, gracias por poner en mi vida a este tipo de personas, gracias a esto se que no estoy solo, y debo conocer a mas personas, debo buscar nuevos caminos.

martes, 7 de agosto de 2012

Despertando

"Estoy despertando ahora, para encontrarme a mi mismo entre las sombras de lo que yo mismo he creado"

Me encuentro de pie en un punto importante de mi vida, todo se ha quedado en silencio, inmóvil, suavemente iluminado por una luz que yo mismo proyecto.

Miro hacia atrás y evalúo cada paso que he dado para encontrarme en este momento aquí, me vi caer, me vi desaparecer dentro de mis propios demonios, me vi quemarme en mi propio infierno, y luego me vi renaciendo de las cenizas de lo que yo mismo había creado. Todo eso con una sonrisa en mis labios de saber que esa lucha aunque dolió, bien valió la pena.

Miro en este momento mi presente, por mas que se que me encuentro parado sobre un suelo inestable que podría caer en cualquier momento, me siento tranquilo, en paz y en confianza conmigo mismo. Se lo que debo hacer, se a donde ir.

He tomado por primera vez decisión sobre mi propio destino, olvidando que pasaría con personas a mi alrededor, pues he pensado, toda la vida he hecho cosas por los demás y nunca por mi, es mi momento de decidir por mi y para mi.

Mi falta de constancia en las pruebas recientes me tienen ahora débil, pero capaz. Tenia un panorama abierto, un panorama que yo mismo abrí con mi esfuerzo, pero las reglas de ese camino no me permiten avanzar si no he concluido con mis ultimas pruebas.

Si así es, me refiero a la escuela, mi falta de constancia me llevo a reprobar dos materias, y a pesar que en la universidad que presente el examen obtuve una de las calificaciones mas altas y estoy dentro, no me permite continuar si no concluyo mis materias de preparatoria como es debido.

Me confié demasiado, creí tenerlo todo resuelto pero no fue así, en el ultimo momento solté las riendas de mi carruaje y me perdí, para antes de soltar las riendas ya había sido admitido, ya había presentado mis documentos para inscripción ya tenia el lugar asegurado, pero me confié... estúpidamente y deje que todo se fuera por la borda.

Me permiten ir esta semana y la próxima, (tiempo limite que tengo para presentar mis papeles de acreditación de las materias que reprobé, y los cuales obviamente no entregué pues agoté mis opciones y tengo que esperar hasta enero próximo para volver a presentarlos) así que iré durante estas semanas solo para aprovechar un poco el lugar que tengo.

Me ha gustado demasiado el sistema de enseñanza, me ha gustado demasiado mi carrera, si ya la tenia clara desde hace años ahora me parece mejor. Lastima que perdiera mi tiempo, pero como he pensado yo, tengo tiempo para prepararme y liberar mis materias de preparatoria, volver a presentar el próximo año mi examen  de admisión, y como mi nueva profesora me lo dijo, "Muchacho tu estas hecho para esto"

Me hizo sentir feliz escuchar esas palabras, me hizo saber que soy capaz, ahora se que la fuerza que necesito para superarme esta únicamente dentro de mi. Tengo la fuerza suficiente en mi interior para hacer todo lo que quiera, todos la tenemos.

Que lastima tener que dejar la universidad durante un año, que lastima dejar la Psicología por errores; que ya son del pasado; y que ahora me detienen.

Ya me había ambientado con las materias, con los profesores, con mis compañeros de clase... pero nadie puede seguir adelante sabiendo que dejo algo inconcluso, porque aunque avances, queda en tu mente ese pendiente de lo que dejaste por hacer.

Pero estoy de pie, y tomando nuevamente las riendas de mi vida, por mi y para mi.

Mientras haya vida hay esperanza, y el tiempo ahora viene a mi favor...

Porque estoy despertando nuevamente.