domingo, 26 de agosto de 2012

Nueva Vida (Parte 1)

Aprovechaba ese tiempo... ese bendito año que me tome libre antes de estudiar la preparatoria... mis padres accedieron a esa propuesta, pues realmente me lo merecía después de haber sacado notas excelentes de la secundaria.

Así que realmente lo aproveche, pero no era solo para descansar, era para poner mis ideas en orden... mis emociones, y todo lo nuevo que estaba aprendiendo y experimentando al volver a vivir.

Mientras no había nadie en casa por las tardes... tomaba solamente las llaves y un poco de dinero y salia, caminaba cerca, lejos, mas lejos, a veces tomaba el autobús... de punta a punta... conocí algunos sitios, disfrutaba el ver a la gente al rededor y lo que hacían... me sentaba largas horas en el parque, en la plaza, en el centro de la ciudad, en ocasiones me tomaba un café (con amaretto) , un helado (de vainilla) y disfrutaba el momento, miraba las nubes, el sol, la lluvia, a los niños, los jóvenes, adultos y ancianos... 

Caminaba bajo la lluvia... pero que hermosa era la lluvia... me imaginaba que eran como unos labios suaves y fríos que tocaban mi rostro... recuerdo que era maravilloso cuando una gota tocaba mis labios ese era el beso mas placentero...

Vi las hojas secarse y caer en otoño... pisarlas y escuchar su crujir bajo mis pies... "algún día caeré como estas hojas... pero no aun" pensaba yo... amaba cada atardecer... cuando el cielo se teñía lila, rosa, naranja, rojo como la sangre... y después morado hasta caer el azul tan profundo como el mar de mis pensamientos...
Si las estrellas... la luna, el viento nocturno... todo tenia ahora un gran valor para mi.

Era yo y solo yo... disfrutando de mi soledad... pero no me sentía solo... me sentía acompañado de la multitud, del sol, del viento... y por supuesto de mi música... ah la música... que maravilloso compañero de aquellos días... de ayer y de hoy... hasta el día de mi muerte...

Deje mi cabello crecer, dejarlo vivir... lo cuidaba demasiado... le daba un gran valor a cada parte de mi cuerpo... me sentía perfecto.

Esos días me ayudaron a conocer mejor mi entorno... me encantaba observar a las personas... ¿Que pensará? ¿Que sentirá en este momento? ¿Será a caso esa sonrisa verdadera? ¿Que penas trae cargando aquel hombre? ¿Que habrá hecho para terminar así?

Mirar mas dentro mio... hablar conmigo mismo, en silencio... siempre... eso me ayudo a conocerme mas... mis limites, mis actitudes... todo se estaba poniendo en orden dentro de mi... 

Si tuviera que definir aquellos días... serían los mas tranquilos de mi vida, los que mas he disfrutado hasta ahora... ese volver a vivir... ese volver a sentir, volver a mirar, volver a escuchar, era maravilloso.

Aquellos días... aquella nueva vida... aquel nuevo comienzo

1 comentario:

  1. Un año sábatico! Yo también me lo tomé antes de ingresar a la universidad... pero a diferencia tuya, me puse a trabajar. Pese al trabajo, vivia mi vida normal... salia y me gustaba escuchar música en las mañana... qué días!

    Muy bello texto el tuyo, estaré al tanto al resto!

    Cuidate
    Erik!

    ResponderEliminar