domingo, 30 de septiembre de 2012

Nueva Vida (Parte 2) Juntos Otra Vez 2.2


En donde el amor, los sueños y la obscuridad colisionan, tal vez podamos salir de nuestro mundo que quedo roto...

Mire entonces hacia enfrente... y en las bancas exteriores de la heladería de espaldas se encontraban dos jóvenes personas... mi corazón estaba llegando a un punto de excitación increíble, los vi... eran ellos... pero en mi cabeza no cabía la idea de que fueran ellos... no eran niños...

Cruce la callé, me acerque y sin poder contener mi alegría dije... ¡Hola!...


Ambas cabezas se giraron al mismo tiempo, me miraron e irradiaron alegría en sus miradas.

Me temblaban las rodillas y mis manos estaban muy frías.

Ambos se levantaron y de la emoción casi tiran la mesita, Andy fue la primera en llegar hasta donde estaba yo, me rodeo con sus brazos al rededor del cuello y besó mi mejilla, acariciaba mi pelo y yo el de ella.

-¡Que gusto verte!- me dijo demasiado emocionada.

Se separó de mi, y entonces Manuel se me acercó, tomo fuerte mi mano y me abrazó también, pero el no dijo nada.

Cuando los tuve frente a mi sentí algo extraño, Andy se veía magnifica, con ese perfecto sentido del buen vestir que con su adolescencia se había intensificado, su rostro perfecto, esa mirada traviesa e inquieta que no había perdido en estos años, una joven muchacha hecha toda una hermosura, el mismo listón en el pelo como si fuese diadema, y su cabellera moviéndose al viento. 
Manuel, mas alto que yo, fornido, su cabello mas largo, un estilo de vestir digno de todo un Metalero, demasiadas pulseras en ambos brazos, Un joven apuesto y con presencia imponente, pero la misma mirada cómplice y su sonrisa de benevolencia.

Y yo, que me sentía igual que hace 4 años que los había dejado... mi vestimenta era una combinación de todo, mi peinado fuera de todo lo que se podría considerar "arreglado" mis tenis rotos pero mi mirada se sentía perdida, no conectaba completamente con aquel lugar, aquel momento ni aquellas personas, todo era exactamente igual menos yo.

Me sentía fuera de frecuencia, estaba ahí pero no era yo quien estaba ahí...

YO el niño que ellos conocían, el niño que camino por esas calles, ese ya no era yo... ahora era solo como un sobreviviente de la devastación que sufrió aquel niño, pero no era el niño, tenia un poco de aquel niño pero no... no era el niño.

Entonces Manuel me indico que me sentara, así que todos nos sentamos en torno a la mesita, un momento demasiado incomodo, nos miramos unos a otros nadie dijo nada hasta que la chica de la heladería  se acercó y nos preguntó que íbamos a tomar.

Andy pidió su helado de chocolate, Manuel su helado de fresa y yo mi helado de vainilla...

-Tal y como en los viejos tiempos- fue lo primero que dije...

Manuel y Andy sonrieron... Es verdad los mismos sabores solíamos pedir, dijeron ellos.

De pronto entre que saboreábamos nuestro helado, la platica comenzó a crecer, Manuel me platico sobre los problemas que había tenido, había sufrido de humillaciones en la escuela, nadie lo trataba bien, comenzó a refugiarse en el tabaco, en las malas compañías... -Me hiciste tanta falta, se que si hubieras estado aquí, me habrías apoyado-

Andy por su parte me comento -Mis padres siguen como siempre, no logran entenderme ni apoyarme correctamente, tuve varios novios en estos años, pero ninguno de ellos supo valorarme realmente... En esos momentos me hubiera gustado tenerte aquí, me hizo mucha falta un buen amigo...-

Me sentí fatal en ese momento, Les hice falta, que hubiera pasado si me hubiera quedado... ah!

Entonces yo les conté, durante este tiempo, no he tenido amigos, solo un chico a quien realmente considero mi amigo, estuve solo todo este tiempo, fue muy difícil, pero ya me voy acostumbrando, algo que es importante que sepan, es que nunca tendré amigos como ustedes, no los cambio por nada en este mundo...

Les conté demasiadas cosas, pero nunca tuve el valor de decirles que estuve a punto de suicidarme...
sinceramente no quería causarles ninguna preocupación... así que por eso jamás les conté a ellos esa situación.

Al terminar caminamos juntos hacia casa de Manuel, nos despedimos de el y el me dijo: -Ven mañana a mi casa, aqui te espero a comer-

Entonces Andy y yo seguimos nuestro camino yo iría a dejar a Andy a su casa y entonces regresaría a casa de mis abuelos.

Que lindo día, pensaba yo, cielo nublado, viento suave, la calle prácticamente vacía...

Andy tomo mi brazo, y camino recargando su cabeza en mi hombro... dimos vuelta en la esquina de la calle donde vivía Andy y un detalle que me encantaba de esa calle era que en primavera se coloreaba de un color lila maravilloso, tal como en ese momento, Jacarandas a lo largo, de ambos lados de la calle, y el piso como si se tratase de una alfombra de flores...

-Te extrañe tanto...- dijo Andy levantando su cabeza... -Me siento completa teniéndote aquí...-

Me detuve en seco, ella se separó de mi... 

-Ojalá nunca te hubieras ido!...- dijo ella comenzando a llorar... -Sabes... ningún chico con el que salí  encontré a alguien que llenara ese alguien que ocupabas tu...-

-¡Pero por favor! ...- La detuve tajantemente - ... eramos solo unos niños-

Ella me miro sorprendida, y lloró aun mas... pero esta vez con rabia... me tomo del pecho de la camisa y me empujo contra el árbol que estaba detrás de mi... me dio una cachetada... y me grito...

-Crees que lo que siento es de "niños"- 

Yo me moría de vergüenza de haber dicho eso... me sentía culpable de haberme ido y ahora de haberla herido... 

-Yo que quería tenerte de vuelta, te necesitaba, te quería tanto... - decía ella a gran velocidad.
-Yo también te necesitaba!... quería estar junto a ti, por que te amo... - Le grite mientras comenzaban a salir lagrimas de mis ojos...

La tome de los hombros, y me acerque a ella... deslice mis brazos a su cintura y de pronto... 

sus labios y los míos colisionaron entre el amor, en la sensación mas suave y placentera que el mundo... nuestro mundo hubiera sentido antes...


... Y este día, aun no termina... 

1 comentario:

  1. Qué feo volver a ver a las personas después de tiempo y no saber qué decir porque sientes que no son ellos, pues extrañas a los que fueron. En fin, que bueno que haya salido todo normal... pero lo de andy, pues veamos la siguiente historia para saber qué paso jee

    Cuidate
    Erik!

    ResponderEliminar