miércoles, 24 de octubre de 2012

Amado Otoño:

Otoño...

Como cada año has vuelto, trayendo contigo recuerdos de infancia,
recuerdos de sueños, momentos que me hacen sonreír y momentos que me hacen llorar.

Camino hoy al atardecer, envuelto entre el viento que a mi alrededor se arremolina,
moviendo mi cabello y mis recuerdos.

Miro al cielo, y ese peculiar tono rojizo que me hace pensar
en la lagrimas de sangre de aquel otoño, pero también aquel amor que se despedazaba en un otoño no muy lejano.

No te estoy diciendo, Otoño, que tristeza me causas
Mas bien en mi causas, una sensación maravillosa de tranquilidad.

¿Por que lloro?
Bien, te diré que es el recuerdo vivo del ayer,
pero no duele, ya no lo hace, es el reflejo tan solo de mi alma de aquellos días.

Fue en un otoño que la vi hermosa como nunca,
fue en un otoño que la besé, fue en un otoño que la dejé.

Pero también recuerdo, fue un otoño donde sufrí, un otoño donde lloré, un otoño donde morí.

Y fue otro otoño donde escuche aquellos acordes, aquella voz,
Un otoño fue cuando la fuerza de la amistad se hizo presente.

Y cuando todo ya estaba muy bien, y un verano conocí a la segunda persona que me robara el corazón, llegaste ingrato otoño... y desgarraste con tu viento nuestros corazones y todo murió...

Si, ese otoño del año anterior, que comenzaste bien y a la mitad, decidiste ser el escenario y recolector de mis lagrimas una vez mas; hoy todavía me duele y esa herida no ha terminado de sanar.

Que sorpresas me traes bendito otoño, tan tranquilo que has pasado hasta el día de hoy, ¿Que día será el que decidas hacerme llorar una vez mas?...

Aunque pensándolo bien, ya te conozco bastante,
mi querido Otoño, y si como tal hoja seca me quieres hacer caer,
ten por seguro que caminaré de nuevo, hasta el final de los tiempos.

Causaras dolor, emanará sangre de mi corazón,
se mancharan mis días de dolor carmesí,
y de mis ojos brotara la misma sangre con la que he de sanar.

Ya estoy listo mi amado Otoño, pero listo para luchar esta vez.

Pues te amo Otoño, pues aunque sufrir me has hecho, aprender de ti he logrado.

3 comentarios:

  1. Es nostalgia... simplemente es eso. Es ver como pudimos pasar aquello que en su momento nos parecía imposible... y decir, qué me traerá esta vez. Me pasa lo mismo con este mes... es simple nostalgia de lo vivido... una epoca que no recordamos el dolor, pero sí la vivencia. Simplemente es eso.

    Cuidate
    Erik

    pd. Tu cosa esta no me dejaba comentar, tuve que buscar y buscar para hacerlo. verifica eso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, nostalgia.

      En cuanto a mi blog, lo he revisado y parece que esta todo en orden, tal vez sea tu navegador eso a veces pasa.

      Gracias por visitarme nuevamente :D

      Eliminar
  2. Una ingrata estación que ha dejado huella en ti. Me gustó mucho, no es malo recordar estas cosas pues algo bueno dejaron en su momento. Un abrazo!

    ResponderEliminar