jueves, 11 de octubre de 2012

Situaciones Incomodas

"A veces los placeres mas grandes, son los que nos causan mas repulsión"
Hace un par de días si no mal recuerdo, caminaba con mis compañeros de escuela hacia donde tomo el autobús a casa, platicábamos de mil y un cosas y reíamos de tontería y media.

Al cabo de unos 10 minutos llega mi autobús, y una de mis compañeras sube conmigo al mismo transporte, nos sentamos en la parte trasera y comenzamos a platicar, continuamos con lo que hablábamos antes de subir al autobús.

Ella baja antes que yo, se despide de mi y me quedo solo en el asiento trasero, solo me recorrí hacia la ventanilla para ir viendo el exterior, en ese momento el autobús estaba casi vacío, excepto por 3 personas mas que iban sentadas en los asientos de enfrente.

Pasamos 2 calles mas y ahí sube un chico común, como cualquier otro, apuesto y sencillo. Lo extraño del asunto es que me miro durante su recorrido hasta su asiento (dos delante del mio del lado derecho).

Decidí no darle demasiada importancia a su mirada, así que me refugie en mis audífonos y mire hacia la calle.
Entre la vibración y movimientos del autobús y la música que escuchaba, comencé a quedarme dormido, mis ojos pesaban y se cerraban por si solos.

De entre esas ocasiones que abría los ojos, me percate que el chico me miraba, eso me hizo sentirme incomodo y creí que tal vez era cosa de mi imaginación, pero aun así sentía el peso de su mirada sobre mi.

Al cabo de un rato, el chico se levanta de su asiento y pensé "Ya se va a bajar del autobús" pero no fue así  solo camino hasta la parte trasera y se sentó junto a mi.

-Hola!- me dice el chico devorándome la confianza con su mirada.
-Hola- le respondo yo muy nervioso.
-¿No hay problema si me siento aquí verdad?- me dice muy sonriente el chico.
-No, ninguno- le respondí.

Silencio...

-Llevo rato observándote sabes- Me dice el chico.
-¿A si?- mentí -¿Y por que?
-Bien, no te lo tomes a mal, pero la neta (la verdad), es que estas guapo. -Me dijo el chico quien seguía acuchillandome con su mirada.
Entonces continuo diciendo al ver que no le dije nada: - Eres de esas personas que tienen un atractivo no convencional, diferente, único.

Silencio...

-Tu cabello me gusta, tus ojos, tus labios tienen algo especial, tu...
-Ya no digas nada mas!- le pedí de manera tajante.

El me miró, aun con mas intensidad, así que me levante del asiento y toque el timbre de parada. El autobús se detuvo y me baje rápidamente de el, comencé a caminar rápidamente (como acostumbro caminar normalmente) en una dirección que ni yo sabia.

De pronto sentí que alguien me tomó del hombro, y me gire para ver de quien se trataba y para mi desgracia era el mismo chico, que se veía cansado como si hubiera corrido un maratón.

-Discúlpame, solo quería decírtelo, me llamaste mucho la atención.- me dijo el chico mirándome apenado.

-No vuelvas a buscarme, ni acercarte a mi- le dije aun enojado.

El chico, me tomo del brazo al ver que comencé a caminar nuevamente, yo me gire a mirarlo a la cara, lo tome de la camisa, como en señal de enfrentamiento, pero el aprovecho ese momento y me beso...
Yo lo mire con mas odio aun, pero cruce mi mirada con la mía, el error mas grande que pude haber hecho, y entonces, lo besé yo también.

Cuando eso sucedió, todo paso rapidísimo, lo besé, lo empuje, el cayó y yo salí corriendo de ahi... el no me siguió  y tome el autobús que por suerte llego en ese momento.

Todo el camino, fui pensando en ese extraño chico, el beso y su profunda mirada...

Nunca nadie me había causado repulsión, coraje y enojo combinado con un deseo tan fuerte como ese...

Lo que ahora quiero... es que ojalá no me lo vuelva a encontrar otra vez...

4 comentarios:

  1. Por qué no volvertelo a encontrar??? jeje, te acuerdas cuando posteé de un chico que también en un antro, de la nada, se me acercó y me besó??? Pues esas cosas pasan... quizás te asustaste, pero te gustó que te siguiera... para la próxima tómalo con calma... y si querías salir bien librado de allí, hubieras sonreído (seguido la corriente) hasta q te bajabas.

    En fin, buena historia
    Cuidate
    Erik!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo pienso creo que me exalté demasiado, tal vez la forma tan fuerte en la que me miraba, una mirada como mencione muy pesada... me dio miedo y creo que fue lo que me hizo reaccionar así

      Gracias por leerme nuevamente

      Eliminar
  2. Esas cosas pasan, no tan a menudo pero pasan,.. sin embargo hay que saber diferenciar bien dos cosas:

    Cuando sucede de forma natural
    Cuando sucede de premeditada (con otras intenciones, que en muchas ocasiones son para perpetrar algún robo, secuestro, violación, etc.)

    En fin, me alegro que estés bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que fue eso lo que pasaba por mi mente, me causo miedo esa situación.
      Creí que terminaría en algo mal... pero mis bajos instintos suelen traicionarme (no muy a menudo pero si)

      Gracias por leerme

      Eliminar