domingo, 25 de noviembre de 2012

Bajo la Luna... Lecciones Aprendidas (Desconocidos en la obscuridad)

Domingo 11 de Noviembre

2:23 am

No puedo dormir. Estoy de nuevo en el baño pero en esta ocasión es para pensar a solas, y escribir, ya me urgía escribir, es una nueva forma que tengo de pensar las cosas.
Esta vez no tengo frio, tampoco me siento mal, simplemente tengo demasiado en que pensar.
Esta noche ha sido tal vez la mas rara, interesante, divertida, tonta, nostálgica, y miles de términos mas que puedo ponerle.

A las 6:30 de la tarde nos reunimos con nuestros respectivos equipos, nuestros guías nos vendaron los ojos, nos hicieron tomarnos de la mano y caminamos entre los arboles, dando vueltas aquí y allá tal vez para desorientarnos y si esa fue su idea vaya que lo lograron.
Hicimos un circulo, nos sentamos y nuestra guía nos pidió estar en silencio, no decir nada... absolutamente nada.
Poco después, escuche unos pasos de varias personas acercándose y la voz de otro guía con su equipo, al parecer hicieron lo mismo. Ya que se habían sentado, el guía del otro equipo comenzó a hablar.
"Les voy a pedir que no digan nada, no emitan ningún ruido, vamos a respirar profundamente..."
Y eso hicimos aproximadamente unas 6 veces después comenzó a decir:
"Imagínense que están en algún lugar, un lugar que les guste demasiado, un bosque, una montaña, una playa, algún lugar, el que ustedes quieran. Están caminando solos por ahí, y ven todo tipo de cosas, sienten las texturas de lo que hay ahí, los olores y los sonidos. Caminan mas y a lo lejos ven una casita, muy bonita, y se van acercando a ella..."
Al principio me parecía algo muy tonto, y pensaba que se trataba de algo solo para tratar de tranqulizarnos así que no le estaba poniendo todo mi empeño a la actividad.
"...Están mas cerca de la casa y fuera de ella hay algunas personas, y esas personas son personas que tu conoces, entre familia, amigos, conocidos... todos están ahí, los ves y entras a la casa, dentro de la casa están tus mejores amigos, tal vez tu novio o novia, tus hermanos, tus papás... todo el mundo esta ahí..."
Para ese entonces yo ya había comenzado a seguir la actividad.
"...Giran y de pronto ven ahí en el centro de toda esa multitud que están ustedes, dentro de una ataúd, entonces es cuando ven a sus padres muy tristes y a todos de la misma manera, y piensas, que todos tus sueños, todo lo que quisiste hacer no pudiste hacerlo, ya se fue la vida y tu comienzas a alejarte de ese lugar."
Suspire, este tipo de cosas no me gustan, para empezar mi propia muerte no me conmueve del todo, pues se que el día que muera, así sea hoy, mañana, en 2 años, o tal vez 100 yo estaré entonces ya tranquilo, mi cuerpo habrá dejado de funcionar, y pase lo que pase no sabre que sucede en el mundo cuando ya me haya ido. Si me daría coraje no haber hecho muchas cosas, pero en si eso no me conmueve y eso era lo que buscaban.
"Ahora van por un jardín..."
Y yo en automático imagine el jardín de casa de mi abuelo, con aquel pino inmenso que amo, y el rosal en el centro de todo...
"... Ahí entre las flores que hay en el jardín hay un niño pequeño de 6 o 7 años, solo, no hay nadie mas que ustedes y el niño... el niño los invita a jugar, y ustedes aceptan, corren, saltan, ríen junto aquel niño de pronto lo observan y piensan, que feliz es este niño, no tiene preocupaciones, su sonrisa es espontanea, natural, sincera. Y hay algo mas, no solo es un niño, resulta que ese niño... eres tu,..."
Me puse frío, esa imagen del niño cambio y si era yo, pequeño, delgado, con anteojos, junto al pino, desenterrando una cajita junto al pino, si eso hacia yo, ahí guardaba piedritas bonitas, dibujos, y a veces moneditas con las que compraba dulces. Ahí si me conmoví, la muerte puede que no me afecte demasiado, pero recordar lo que fui eso si me pone mal, por el hecho de pensar, que era yo, como es que así vivía mas feliz, no me importaba nada mas que ser feliz... no había preocupaciones... todo era perfecto. Bueno tal vez el pensar lo mal que estuve cuando mis padres querían separarse y que enferme de asma causado por mi nerviosismo ante aquella situación, o tal vez cuando baje mi promedio escolar cuando mi mamá estuvo en el quirofano y sabiendo que tal vez no regresaría... pero en mas... mi infancia fue lo mas hermoso que hubiera tenido.
"... Mírenlo, vean que ese niño tiene sueños, quiere hacer muchas cosas, tiene ilusiones, deseos, ese ser tan inocente eres tu... y te miras ahora como estas, que has hecho, que ha pasado con esos sueños... entonces el niño se acerca, los abraza y se despide de ustedes..."
Estaba temblando, y no era por el frío, yo pensaba, quería ser cantante, quería también ser medico, quería que al llegar a la edad que ahora tengo fuera el chico perfecto, me veía con mis padres sintiéndome orgulloso de todo lo que había logrado... incluso mi imagen de persona que veía de mi es bastante distinta a lo que veo hoy, me veía, mas alto, mas fornido, hecho un hombre totalmente, y me veo y soy bajo de estatura, muy delgado y mi apariencia es de un chico de 15 años...
entonces pense: Cantante, todos los días ponía mi música preferida y cantaba de sol a sol, y aun lo hago con la diferencia de que he aprendido a hacerlo. Medico, recuerdo cuando le dije a mi mamá, -quiero ser medico-, "¿Medico de que mi amor?"- pues de personas...- "Si pero hay muchas cosas que puedes curarles a las personas" -entonces medico del corazón, no quiero que existan mas personas que sean tristes- Y ahora, estudio Psicología Clínica, (Mente = Corazón) tal vez a eso me refería de pequeño.

"Es importante chicos, que piensen en esas cosas de la vida que tal vez nunca mas van a volver a suceder, disfruten su vida, sigan sus sueños, aprendan a ser mas humildes como personas, no juzguen, conozcan a los demás, abran su mente, sus corazones, ¿De que les sirve ser arrogantes, prejuiciosos, presumidos? sean mas humanos, es un consejo que les damos, les servirá créanme, y ámense como personas que son, no tengan miedo a ser como ustedes son, pero no obstruyan la personalidad de otro... ahora de pie"

Comenzaron a movernos de lugar y por lo que entendí en ese momento nos pondrían frente a alguien mas, nos hicieron tomarnos de las manos, y esto vaya que fue raro, nos dieron la indicación de sentir las manos de la otra persona, subir hasta tocar su cara, su cabello y tratar de conocer a esa persona por medio del tacto... yo estaba mas que nervioso... tocar a un/a desconocido/a en la obscuridad total no es algo muy agradable que digamos... sobre todo si no sabes ni siquiera de que manera tocarlo/a... pensaba y si es mujer no quiero que mis manos se sientan muy muy en confianza como para tocarla... y si es hombre será raro (claro para el) que otro hombre lo toque.
Sentí entonces las manos, delgadas y suaves, comenzamos a subir nuestras manos hasta el rostro, un rostro que sentí, suave, yo tocaba solo rozando con la punta de los dedos, y la otra persona decidió tocarme con mas confianza... entonces tomo mis manos de nuevo y presiono firmemente sobre su propio rostro mis manos... dándome a entender que tocara mejor, sentí entonces una nariz, promedio, y para salir de la duda subí al cabello... era corto, un hombre, ya que me había dado la oportunidad de tocarlo mejor. toque sus labios su mejillas, y el las mejillas comprobé de nuevo que era varón pues se sentía el picor de la incipiente barba de los 2 días que ya llevábamos en aquel lugar. Antes de separarnos el me dio un par de palmaditas al hombro.
"Bien ahora tómense de la mano con su pareja, y los vamos a guiar a cada pareja a un sitio distinto, ahí podrán hablar a solas, de que trata esto, bien pues platicaran sobre ustedes, posiblemente se reconozcan si es eso no importa pero no digan quienes son, ni cualquier otro dato que delate su identidad."

Así pues nos guiaron, a mi pareja y a mi nos tocó en donde había un montículo de tierra pues se sentía el declive del terreno. Nos sentamos y el fue quien decidió hablar primero.
-Bien, ¿quieres comenzar tu o prefieres que comience yo?
-Comienza tu- le respondí
Esa voz... pensaba yo... si de memoria se trata, la auditiva es la que mas tengo desarrollada y esa voz estoy seguro que la conozco, y la he escuchado bastantes veces... pero no puedo asignarle un rostro...
-Pues tengo 18 años- continuo el -Amo cantar, es de mis cosas favoritas, vivo con mis padres, yo te puedo decir que soy alegre, a veces intolerante, tonto, divertido, y a veces muy serio... pero eso es mas fácil si tu me conoces y me dices... mas bien creo que eres de "esta manera". Lo demás son palabrería mía lo que importa es como me conoces.
Todo esto lo dijo con un tono de voz como si hablara con su mejor amigo... hablaba agradablemente y reía en ocasiones.
-Que mas?... o si, tal vez te disguste esta idea, y a muchos, y hace poco que decidí dejar de mentir... bien... soy gay...-
Y mi interrupción total... mi gran asombro e interés en el tema lo di a notar...
-Wow, ¿En serio?, y ¿como fue que decidiste decirlo'-
NO DEBÍ PREGUNTAR ESO!! gritaba dentro de mi... por suerte el no me veía...
-Pues- Continuo el- Sabes, siempre lo supe, desde pequeño, claro que bloqueaba eso y decidía pensar que era cosa de momento y después se pasaría, crecí y era lo mismo, me acepte a mi mismo hace 3 años y fue apenas hace unos meses que les platique a mis padres, y a mis amigos... solo a mis verdaderos amigos... por si quieres saber, mis padres no lo tomaron muy bien al principio, después ya lograron entenderlo y todo esta bien, mis amigos, todos, me has brindado su apoyo... no se a que se refieren con apoyo ni que fuera esto un problema.
-Que bien...- dije yo tratando de no meter la pata otra vez.
-Y tu que me cuentas?- dijo el con una vocecita de despreocupación.
-Bien pues, yo tengo 19 años... me gusta también cantar... leer, umm- estaba bloqueado totalmente...
-Creo que no te pareció bueno que yo sea gay o si?- dijo el al ver que yo no decía nada...
-No, no es eso, es que... yo...- me temblaba la voz...
-¿ También eres gay verdad?- dijo el como si me hubiera descubierto en una situación divertida.
Suspire... -Si, no... no soy... bueno, ay a quien engaño... no se ni lo que soy, (mentí) bueno si pero es complicado, ¿como te explico?... bueno es que no me gusta el termino... (temblaba mas y mas)... soy Bisexual... pero...-
Me interrumpió el de pronto:
-Eres simplemente un chico que es capaz de enamorarse de las personas, sea cual sea su sexo.
-Wow- dije sorprendido en realidad- Si, así es, es genial que me entiendas.
-Es lógico, -Me dijo de nuevo con esa voz amistosa- pero no te preocupes que de esta boca no sale nada... y si lo que necesitas es poder decirle al mundo esto o guardarlo cuentas conmigo...
-Gracias- dije temblorosamente aun.
-Me caes bien- dijo el con una voz particular.
Si esa voz... pensé y esa frase, apenas esta mañana la escuche, no puede ser... es Pablo.
-¿Pablo?- pregunte con una voz mas segura.
-Eh... si...- Dijo el desconcertado.
-No puede ser, que maravilla, nunca crei que... vaya...- le dije emocionado.
-¿Como supiste que era yo?- pregunto.
-Por esa frase, desde hace rato reconocí tu voz pero fue hasta que dijiste "Me caes bien" que recordé que esa voz era tuya, Pablo... no hay otro.
-No!, no puede ser!... tu, tu eres... Edson!- dijo el aun mas sorprendido que yo -Si ahora recuerdo, esta mañana... wow, vaya que me sorprendiste.

De pronto la voz a lo lejos del guia diciendo ya pueden abrir sus ojos, pero cuando lo hagan, abracen a su compañero, del lado del corazón, como prueba que son personas los dos y son iguales.

Me quite la venda de los ojos y para mi sorpresa no veia nada, ya era de noche, mire hacia el cielo y vi la luna por encima entre las ramas de los arboles, y de nuevo las miles de estrellas, baje la mirada al sentir en mi hombro una mano.

-Te ayudo a levantarte- dijo Pablo
Tome su mano y me puse de pie frente a el, nos abrazamos como nos habían indicado, del lado del corazón, el me palmeo la espalda, y toco mi cabeza.

-Vaya que nos equivocamos con las personas...- dijo Pablo cerca de mi oído- Discúlpame si te llegue a tratar mal, o a ver de mala manera, créeme que ahora cuentas conmigo, como amigo, incluso ya te siento confianza, y te brindo la mía, ya te tengo un cariño especial... amigo.

-Agradezco tus palabras, y discúlpame a mi también, que terribles somos, juzgamos sin conocer, y míranos, aquí sentados dos desconocidos en la obscuridad, que a este momento ya se levantan como amigos... que palabra tan valiosa... y tu vaya que lo eres.

-Discúlpame por esto- dijo Pablo y beso mi mejilla- tómalo como un beso de hermanos ¿te parece?
-Me parece perfecto- dije sonriendo.

Caminamos hacia la luz de la fogata que ya estaba encendida, ahí, algunos compartieron su experiencia con la actividad, unos lloraban, otros, reían.
Después jugamos algunas cosas al rededor de la fogata, cantamos, y asamos algunos malvaviscos... Pablo canto un par de canciones, y vaya que canta bien, yo aun estaba afectado por la crisis asmática de la noche anterior así que no cante.
Mientras seguían cantando todos en coro, Pablo me dijo al oído
-Disfruta esta noche, mira el cielo, que esta es la ultima noche aquí, recuerdalo.
Sonreí y en efecto mire de nuevo hacia arriba y que sería mi suerte, que al mirar al cielo de pronto una estela de luz, rápida, fugaz, atravesó el cielo nocturno... "Una estrella fugaz" que magnifico... y si pedí un deseo... pero dicen que si lo cuento no se realiza, lo guardare para mi.

Volvimos a la cabaña, a las 11:40, se había decidido que esa ultima noche dormiríamos todos en la misma cabaña, finalmente el espacio si era suficiente para todos, ademas con el frío era necesario. En la cabaña estaba Bety con Carmen platicando, al verme llegar con mis cosas me dijeron
"Te van a regañar si te quedas aquí" y Pablo que venia conmigo les explico lo que se había decidido.
Pablo acomodaba mis cosas junto a las de el cuando, bendita Carmen dijo, "No, tu te duermes aquí junto a mi, que si te pones mal quiero estar al tanto"... si mamá le respondí bromeando y como si fuera mi mamá seguí sus ordenes pues conozco que es necia.
Dormimos pues Carmen, Yo, Bety, otras dos chicas y hacia donde quedaba mi cabeza estaba Pablo, platicamos todos hasta la 1:30 mas o menos, reímos, y miles cosas mas... vaya que se ha disfrutado este campamento, y mas que eso he aprendido demasiado.
Y después de que todos quedaran dormidos, me levante y estoy aquí en el baño, pensando en mi, en mi pasado y en mi futuro, en las personas que conocí, que conozco y conoceré, las personas que creí conocer pero que no conocí realmente hasta después o tal vez nunca.

Tengo tanto en que pensar y aun falta el día que debe comenzar antes de irnos de vuelta a la ciudad.

2 comentarios:

  1. Que bonita experiencia. Me has puesto en tus zapatos y mi corazón también se ha detenido al verme de pequeño simplemente tan feliz. Estas cosas sirven para muchas cosas, como descubrir la belleza de la noche y sentirte reconciliado con tus emociones.

    Un abrazote :)

    ResponderEliminar
  2. Me encantó cuando dijiste "medico de corazón"... sí yo también me gustaría ser un médico de corazón... pero yo no lo hago como profesión sino por pasión. Quien me necesite allí estoy y el que no... pues cuando quiera buscarme estaré allí. En cuanto a la experiencia con este nuevo amigo tuyo, wow qué suerte tienes... pero bueno, son experiencias ojala y tomes una buena amistad con él. Y si cuando uno es niño se ve con muchas cosas al crecer... yo tengo 22 años y no aparento nada, aún me siento como adolescente porque aún lo parezco. Pero mejor, porque cuando tengamos 40 parecemos de 30... no te parece?

    Lo importante no es como te veas por fuera, sino como te sientas por dentro... eso reflejarás afuera.

    Cuidate
    Erik!

    ResponderEliminar