viernes, 7 de diciembre de 2012

40 y Uno // Un poco de todo.

A cada paso que doy, se me hace mas fácil andar
No importa si es de subida o bajada, sobre piedras o arena,
a través del bosque, o el desierto.
Mis sueños van aquí, guardados en esa pequeña bolsa junto a mi pecho
Y en mis manos llevo las armas necesarias para enfrentar esta batalla.
He visto dragones, he perseguido unicornios, he llegado al cielo con pegaso
y he ardido en llamas con un fénix
Aquí estoy ahora, vivo, respirando este aire que antes estaba lleno de maldad
He llegado a un punto en lo alto y a lo lejos puedo ver ese palacio, esa torre tan alta
que es mi morada final.
Me decían que encontraría un tesoro al final del camino, en esa torre que habré de subir.
Oro, riquezas, un poder especial, la mas hermosa de todas las princesas, no se que se yo...

Nueva Vida (Parte 3) Todo Sueño Debe Terminar.

-Pero que demonios hiciste?- me pregunto sobre exaltado Manuel.
-Ya te lo dije, no paso nada mas, ella y yo decidimos no hacerlo- Le dije como si se lo repitiera después de 1000 ocasiones.

Manuel estaba estupefacto con la anécdota de la noche anterior, el quería saber las cosas con demasiado detalle, y yo simplemente me limite a las generalidades.

Esa semana, salimos los tres al cine, fuimos a los bolos, y el viernes antes de regresar a casa decidimos ir a la plaza central de Coyoacán.
Vaya que lugar tan hermoso, antiguo hogar de Frida y Diego... claro Kahlo y Rivera. Un pueblito pintoresco en medio de una de las ciudades mas grandes del mundo... un pedacito del antiguo y romántico México, un pueblito que está de mas decirlo... es Mágico!

Llegamos ahí al rededor de las 4 de la tarde, anduvimos por ahí  probamos la tradicional nieve de Coyoacan (Helado) de sabores tan variados y tan deliciosos, después a uno de los muchos cafés de la zona por los ricos pasteles de chocolate que ahí hacen.

Entablamos platica con varios chicos que nos encontrábamos por ahí  desde los mas normales, hasta llegar al punto en que los chicos de la esquina de la catedral (Los Góticos  nos invitaran a tomar unas cervezas. Por supuesto no tomamos pero si los acompañamos.
Todos esos días Manuel trataba de que Andy y yo entabláramos nuevamente una situación romántica pero no fue así.
Cuando ya había obscurecido, comenzó a llover fuertemente... y nosotros 3 no hicimos mas que recostarnos sobre la fuente de los coyotes (que ese día no estaba en funcionamiento y sin agua) y dejamos que las gotas de lluvia nos rebotaran en el rostro. No llovió por mas de 15 minutos... así pues nos levantamos, y así empapados entramos a la mejor churreria del mundo (a mi parecer) donde también hacen el mejor chocolate de todos. Y los disfrutamos caliente los tres riendo de tonterías.

Sería genial decir que algo mas pasó pero no fue así  el papá de Andy fue por nosotros en coche, y en el mismo coche me despedí de ellos, prometiendoles volver al año próximo  Los abrace a ambos antes de bajar del coche y los vi entonces alejarse de poco a poco. Esa noche dormí bien, y regrese a casa al otro día... claro con un fuerte resfriado.

El Día.

El día de hoy me siento libre de todo dolor que pude haber tenido hace tiempo, estoy cerrando tantos ciclos que habían quedado ahí  a la deriva. Me hace sentir bien el poder decir de pase lo que pase soy capaz de seguir, de andar, de volar.
Como es posible que antes una sonrisa me costara tanto, ya hora simplemente no se va de mi rostro.
Tengo amigos, tengo una vida que tal vez no sea perfecta, pero realmente amo vivir.
Hoy me desperté con una sensación diferente en mi pecho. Abrí las cortinas y vi el sol que aun salia de entre el horizonte. Y la luna ahí también en ese momento donde ambos, madre y padre se unen en el cielo.
En el autobús que me lleva a la escuela, en el asiento frente a mi iba una mujer joven con su pequeño hijo, yo que iba perdido en mi música no les preste bastante atención, hasta que el pequeño estiro su brazo y toco mi cabeza.
Levante la mirada rápidamente y vi esa sonriente carita mirándome amistosamente, que maravilla, yo sonreí en automático, entonces el pequeño agito su pequeña mano saludándome y yo hice lo mismo, el sonrió nuevamente y saco de uno de sus bolsillos un caramelo, el cual puso frente a mi cara diciendo "Ten".
Muchas gracias, le respondí yo sonriendo. Su madre en ese momento se percato de la situación y sonriendo me dijo: "Disculpa, pero a mi niño le encanta saludar a las personas"
Que pequeño ser, pero que gran corazón, ¿por que no puedo ser así  pensé durante el resto del camino, ¿cuando será el día que haga las cosas sin pensar en lo mucho o poco que puedo obtener?
Hoy el ultimo día de clases de este semestre, una pequeña fiesta en la universidad.
6 meses y mis resultados han sido gratificantes, uno de los mejores promedios de la escuela, fui felicitado por varios de mis profesores, 6 meses donde estoy convencido que lo que hago en realidad es lo que quiero, y en realidad es para lo que soy bueno. Sacar excelentes calificaciones y de la mejor manera, sin esforzarme de mas, sin sentir que no comprendo lo que hago, pero mas allá de las calificaciones que son solo números  son el aprendizaje que me llevo dentro, tanto profesional como personal. Las miles de anécdotas que llevo, los muchos buenos amigos que hice, las nuevas experiencias que antes me negué o que me habían negado que ahora tengo.
Hoy me siento bien, hoy estoy seguro que viviré mejor.
El Día de hoy, vuelvo a recordar quien soy.

40 y Uno.

40, así es 40 entradas publicadas aquí en este nuestro blog. Digo nuestro por que esto existiría si no hubiera por lo menos una persona que lo leyera. Yo solo escribo pero lo mas importante lo haces tu que lees.

40 situaciones, muchas de ellas son sagas, otras son reflexiones y otras tantas simplemente tonterías de mi.

40 y Uno, 40 entradas y un año, un año que ha pasado volando, un año en el que este príncipe estuvo a punto de morir, y aunque murió, renació como un fénix. Aprendió y lucho.
Un año en el que crecí en todos los aspectos de mi vida... Un año en el que hice mas amigos de los que hubiera imaginado. Y todo este año esta aquí compartido contigo...

40 y Uno... y apenas voy comenzando...

Infinitas Gracias.




Creo que los sueños son sagrados, toma mis mas obscuros miedos y tócalos como una canción de cuna...

2 comentarios:

  1. Pues muchas felicidades por tus 40 y un entradas... lo que escribes de tu día a día (la segunda parte de este post) es muy hermoso por así decirlo... no deseo envidiar ni nada por el estilo, sino más bien admirar cómo disfrutas lo que haces en tu día a día... y en eso lo que radica la felicidad verdadera: el disfrutar de lo que uno hace.

    Un abrazo
    Erik!

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones por las buenas calificaciones, felicitaciones por sentirte bien con tus relaciones personales, felicitaciones por el primer año y felicitaciones por todas las cosas buenas e increíbles que te esperan. Un gran abrazo y que bueno eso de disfrutar de lo que haces :)

    ResponderEliminar