domingo, 2 de diciembre de 2012

Bajo las nubes... Lecciones Aprendidas (Fin del sueño)

Domingo 11 de Noviembre

5:37 pm

Uff Cansado, feliz, esperando.

En la mañana nos levantamos mas tarde de lo acordado... habíamos quedado que estaríamos despiertos a las 8:00 para hacer las ultimas actividades antes de irnos. Eran las 9:30 am
La forma de despertar fue brusca, Sentí algo caer sobre mi cara... abrí los ojos y vi que era un osito de peluche, me incorpore y vi a Pablo que me dijo:
"Edson, ya es tarde los Scouts dicen que se les olvido programar el despertador"
Yo me tallé los ojos, vi el osito sonriendo y le dije:
"¿Esto es tuyo?"
"Claro!, lo hice yo"
"Que bonito esta"

Le di unas palmaditas en la espalda a Bety para despertarla...
Ella me miro y le dije que ya era hora de levantarnos, también le pregunte que como sentía su pierna, si acaso ya estaba mejor.
"Ya estoy mejor, ya no me duele tanto"

Nos levantamos todos en la cabaña, y una vez listos salimos a desayunar. Cuando terminamos jugamos dos juegos mas y fuimos a guardar todas nuestras cosas. Sacamos todo y lo dejamos fuera de la cabaña.
Tuvimos entonces un tiempo libre, en ese rato, una chica junto a un grupo pequeño de nosotros y nos enseño Yoga, otros jugaban con los arcos, otros con el balón de Football americano, los otros rondaban por ahí y los demás solo platicaban.

A la 1 comimos mientras se llevaban nuestras maletas colina abajo, me quede de pie en la mitad del claro mas grande de ese lugar, mirando el cielo y las mariposas revoloteando al rededor, después se me unió Bety y también Pablo. Platicábamos ahí sentados en la hierba y una cosa maravillosa pasó... una pequeña mariposa amarilla se posó en mi rodilla, todos la estábamos observando, moví mi mano lentamente y la mariposa camino y se paró en mi dedo indice, estuvo ahí un minuto, la observe, tanto que me agradan las mariposas, entonces la mariposa voló lejos.

Cuando fueron las 3 de la tarde llegó la hora de irnos... mire todo por ultima vez, sonreí.
La señora nos despedía con la mano, y nosotros a ella.

Comenzamos a bajar, unos mas rápido que otros, todos platicábamos mientras íbamos de bajada, Pablo mientras tanto me dijo que el era algo lento así que me fui a su lado, platicando, conociéndonos mas, riendo. Cantamos algunas canciones y todo el camino fue increíble.
Mirar de nuevo hacia el precipicio sintiendo que a cada paso bajaba del cielo, de un sueño, del cual estaba apunto de despertar. Uno de esos sueños placenteros que se recuerdan con una sonrisa en los labios.

"Ya empiezo a sentir que lo que paso aquí fue parte de un sueño" me dijo Pablo rompiendo mi silencio.
"Yo tengo la misma sensación que tu" le dije.
"La única diferencia con un sueño, es que puedo traerme cosas a la realidad... como tu amistad" me dijo Pablo sonriendo y sonrojándose un poco.
Yo también me sonroje y baje la mirada sonriendo.

"Que raro eres, ademas muy callado, no dices nada a menos que te pregunte, créeme no esta mal pero deberías soltarte un poco" Me dijo sonriendo.
"Si, ya me lo han dicho" le dije "Además acostumbro perderme en mi mundo imaginario... ¡Mira un unicornio!"
Señale al frente y ambos reímos como tontos.

Mas tarde, "No te ha pasado que vas por la calle y ves a un chico muy guapo y te dan ganas de correr a besarlo"
Me comencé a reír, y le dije "¿Pero que cosas dices?, ¿A ti te ha pasado?"
"No has respondido a mi pregunta, pero si me ha pasado, resulta que una vez vi a un chico que parecía hijo de los mismos dioses del olimpo" Rió el poniendo cara de ensoñación.
"bueno si he visto chicos así pero querer besarlos no" le dije yo sonriendo.
"No me mientas, estamos en confianza ademas"
"Bueno esta bien si" y me puse como tomate nuevamente.
El rió y me dijo "Deberías de ver tu cara cuando te pones nervioso, y aun así te atreves a mentir, tu rostro lo dice todo"

Ya una vez abajo, me reuní con los de mi equipo y el con los del suyo, y ahora esperamos a que llegue el autobús.

Lunes 12 de Noviembre

00:48

Vaya, estoy cansado.
El camino fue divertido  fui platicando con mis amigos en el autobús  nos reímos como tontos, era un escándalo terrible. Sentía que lo vivido había sido hace 100 años. Y cada vez obscurecía fuera, Pablo a lo lejos dormía con sus audífonos puestos.

Cuando llegamos a la escuela mis padres ya me esperaban ahí  les di mis cosas para que las subieran al coche y me reuní por ultima vez con mi equipo, pues darían el resultado de los ganadores de todo lo que se hizo en el campamento. No gano mi equipo, ni el de Pablo, Ganó el equipo de Bety, que suerte, creo que le dieron puntos por lastimarse (jaja).
Una vez concluido eso, los Scouts nos despidieron todos con sus equipos y los demás.
Pablo corrió hacia mi y me dijo, "Mira, olvide devolverte tus guantes, gracias" (se los había prestado la noche anterior).
"No es nada, cuídate muchacho, nos vemos luego" le dije.
"Claro amigo, descansa esta noche." me guiño un ojo y después me abrazo fuerte.

Comencé a caminar hacia el coche, y Pablo me grito.
"Nos vemos mañana en la clase de Inglés"
"Claro, ahí nos veremos" le dije despidiendolo con la mano en alto.

Les di a mis papás un resumen de lo sucedido, cenamos, saque mis cosas de la maleta, las lleve al cesto de la ropa sucia, saque la piñita de pino y la puse junto a mi ventana y también las piedras de oxidiana que encontré en la bajada.
Me di una ducha, me puse ropa cómoda y limpia. y me dispuse a dormir.
En la almohada están los guantes, los separe y dentro había una nota que decía:

"*(Numero telefónico y correo electrónico)*
Si necesitas algo, sea lo que sea, a la hora que sea, en el momento que sea... solo llámame  Ahí estaré siempre para amigos como tu. La mejor enseñanza de este campamento y perfectamente aprendida: "No juzgar a los demás por las apariencias, puede que esa persona que te parece desagradable se convierta en tu mejor amigo." Y la mejor experiencia... haberte conocido.
Eres especial siempre recuerdalo.
P.D. Deberías aprender a mentir.
Mis mejores deseos.
Pablo" 

Sonreí, y guarde la notita junto con mis demás recuerdos importantes.
Me metí a la cama, y comencé a escribir esta cosa... Ojala que no sea un sueño en realidad.
Pienso, ¿que necesidad había de ganar el torneo del campamento? si lo que yo he ganado es algo mejor, muchas cosas buenas para mi vida, cosas buenas para ponerlas en practica, y lo mas valioso... un nuevo amigo que se, lo se muy bien, será parte de mi grupo estrella de amigos: Andy, Manuel, Miguel, Carlos y ahora Pablo.
No me equivoco con mis amigos. Y ya he aprendido que cuando conozco a alguien de alguna manera extraña y los juzgo antes de conocerlos... terminan siendo mis mejores amigos.

Ya me voy a dormir, mañana tengo escuela y el cansancio me acecha.

Las mejores lecciones de la vida, son las que aprendes sin haber esperado aprenderlas. Ahora lo se bien.

Fin.

2 comentarios:

  1. Qué lindo lo que escribiste (lo siento, eso sonó algo gay jeje)... "Que raro eres, ademas muy callado, no dices nada a menos que te pregunte, créeme no esta mal pero deberías soltarte un poco" fue como si me describieras... yo también espero q la otra persona pregunte para contar, si no... no lo hago jeje. ¿Amigo? puede ver algo más... solo arriesgate claro si es lo q quieres :)

    Cuidate
    Un abrazo
    Erik!

    ResponderEliminar
  2. Gay? jajaja ok.
    El es un buen chico, además noto demasiado interés de su parte. Estaré cerca y tal vez si intente algo. Pero solo el tiempo me dirá si es lo correcto.

    Gracias por leerme nuevamente.

    ResponderEliminar