viernes, 18 de enero de 2013

Premonición. Regreso.

Me sonreías, tal como siempre lo hacías.
Observaba ese rostro familiar pero distante, como si hubiera sido difuminado por el paso del tiempo.
Los años, los meses, las sonrisas y las lagrimas; todo era diferente...

-¿En donde has estado?- Te decía, suplicando que entre la creciente neblina aun pudieras escucharme.

Miré al rededor y de pronto... no estabas ahí...
-No te vayas... no otra vez- gritaba mientras corría sin saber a donde iba -No te vayas, vuelve-

Ruido... obscuridad... nada.

Ahí estaba yo, en mi cama, sudando y temblando...las 5:55 am vaya tontería  2 horas antes de lo planeado... y por mas que intente dormir otra vez no pude, así que me puse en pie, me vestí y ordene un poco mi habitación.

Mientras tanto en mi mente corrían como una película esas extrañas imágenes y palabras... que sueños los míos.

¿Que será de el?

Una vez terminado tome lo necesario para prepararme un sándwich  lo prepare y salí de casa con mi mochila en el hombro.

Que mañana tan extraña, el autobús llego a tiempo (algo no muy común) realmente en esta ocasión no tenia prisa, solo iba a la escuela por resultados y unos tramites aburridos... vaya fastidio de día.

Llegue a la escuela, hice lo que debía hacer, unos cuantos "Hola" "Que Tal" "Te veo luego" "Bla bla bla de las vacaciones" "Adiós"

Algo raro se me ocurrió, avance directo a la cafetería en frente de la universidad, pedí un capuchino con amaretto como me gusta y salí .. jamás tomaba un café solo pero esta vez se me ocurrió por no dejar pasar ese antojo.

Llegue a casa, Hola mamá, hola papá, beso beso, hola pequeña tirando levemente del cabello de mi hermana.

-Ya desayunaste?- pregunto mamá como siempre
-Si, me prepare un sándwich y me compre un café fuera.

Como si eso fuera suficiente desayuno, según mi madre no, en realidad nunca como nada por la mañana así que mínimo esta vez si había consumido algo.

Que haré hoy? no tengo planes, son las 10 am y el día sera largo.

Portátil, facebook, dejemos morir el día...

67 notificaciones... (basura en mayoría)
-Dios! tengo que eliminar tonterías de aquí... 67 en una noche! tontas vacaciones.
Like, foto, etiqueta, mención, basura, basura, basura... Eliminaré mi cuenta... me cansé.

1 solicitud de amistad... demonios otro(a) idiota que agrega amigos de sus amigos...

Rechaz... un momento...

No puede ser...

Me quede frío, sin aliento, inmóvil

Mis labios temblaban, mis manos, mi pulso se acelero pero sentía fría mi sangre como si hubiera visto un fantasma o algo así.

Aceptar.

Es el, no puede ser, es el.

Tengo miedo, cada vez mas miedo de mis sueños... será que el universo me lo estaba previniendo?

Santiago y tu ahora son amigos.

No se de donde, como ni cuando... pero el está de regreso.

"Ahora son amigos"  de hecho estúpido facebook... desde siempre lo hemos sido...

Amigo mio... no sabes cuanto deseaba saber de ti... de la misma manera sorpresiva y sin aviso que te fuiste... hoy estas de regreso... quiero escuchar todo sobre ti en estos últimos 4 años.

...Y aun te debo la vida...

4 comentarios:

  1. Santiago? será el del colegio... sorry no soy bueno grabando tantos nombres jeje... pero vaya sueño, quizás tengas el don.

    Cuidate
    Erik!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, aquel chico de la secundaria, quien me hizo entender lo bueno que es vivir.
      Si Quieres recordar vuelve a mi tercer entrada "Simples Palabras Buenos Amigos" Ahí hablo de su partida.
      Gracias por leerme nuevamente.

      Eliminar
  2. Yo sí le recuerdo, aquel chico que no era muy quieto y que tu maestra les dijo que no le hablaran o algo así ¿es él?.

    Siempre lo he dicho: la vida nos sorprende cuando menos crees.

    Paz, Amor y Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese pequeño chico del que hablas es Manuel, por suerte aun tengo contacto con el desde entonces.
      Santiago es quien volvió (que en otras ocasiones lo llamé por su otro nombre Carlos) fue el único amigo que conocí en mis años de secundaria y que me hizo aprender demasiado.

      Gracias por visitarme nuevamente, se te extrañaba por estos rumbos.

      Eliminar