lunes, 22 de abril de 2013

Estoy enamorado...

Al principio creí que era solo una broma, que tal vez era solo algo para reírme... pero no fue así.

-Ya te estás tardando- Me dijo Pablo con una expresión demasiado sería, lo cual me hizo saber que no era en broma.
-¿Que me busque una pareja?- Le dije incrédulo -Estas bromeando ¿Verdad?-
El solo arqueo su ceja derecha y me dijo: -¿Acaso parece broma lo que te digo?
Negué con la cabeza y baje la mirada.

-De verdad, debe haber alguien que te guste, dímelo.- Me dijo el solicitando una respuesta inmediata.
-No lo se, no me gusta nadie, aún.- Le dije mientras en mi cabeza pensaba, ¿Quien me gusta?
-No te creo, hay alguien pero no me quieres decir.- Seguía sin dejar de verme y yo con la mirada perdida lejos de la suya.
-No es nadie, de verdad- Le respondí y en esta ocasión lo vi directamente a los ojos.
-De cualquier manera, me encargaré de conseguirte a alguien- Me retó.
-Nunca he creído que sea de vital importancia tener una pareja- Le dije sin dejar de verlo.
-¡Eso lo se!, pero a ti te hace falta, yo se lo que te digo... inténtalo  ¡te gustará!- Me dijo cambiando el tono de su voz a un tono mas suave.
-¡Haz lo quieras!- le dije con fastidio.

El se despidió de mi en la parada del autobús y yo aborde el transporte.
Tome asiento en la parte trasera (mi lugar favorito) y me dispuse a perderme en mi música como todos los días durante el trayecto a casa.
Personas subían  bajaban, coches pasaban y mi mente se fue metiendo poco a poco en pensamientos cada vez mas fuertes, hasta el punto en el que la música a pesar de estar a máximo volumen se volvió un lejano murmullo.
"¿Será que tiene razón?" Pensé "Tantos años solo, años en los que intente buscar a alguien que me quisiera, que se quedara a mi lado entregándome parte de su tiempo, busque, puse demasiado de mi parte, encontré
 a otras personas, pero esa persona que estuviera dispuesta a darme algo de su parte nunca apareció"
No me he dado por vencido, aun me encuentro con la esperanza de que en algún momento alguien logre cautivarme con su existencia y no solo eso, que este ahí para mi.
Ya me había acostumbrado a falsas promesas, amores fugaces, romances del momento y falsas ilusiones.
Había entrenado a mi cerebro para repetir las mismas respuestas una y otra vez cada que las preguntas venían a mi:
"¿Por que no tienes novia?" "¿Por que no consigues a alguien con quien estar?"
Mi respuesta era siempre la misma: "No es necesario", "No es de vital importancia", "No quiero distracciones de mis estudios", "Es una perdida de tiempo y dinero", "Tengo cosas mas importantes en las que pensar".

Vaya que había logrado creerme todas esas palabras, las había tatuado con fuego en mi mente.
Pero se que no son verdad, a veces quisiera que realmente existiera alguien que me diera su mano, que rodeara con sus brazos mi cintura, que observara mi alma a través de mis ojos, que me mostrara su esencia con unas palabras, que me hiciera cerrar los ojos ante el mundo para recibir la verdad de su sentir en un suave contacto con sus labios y que me diera la razón para gritarle al mundo: "¡Estoy enamorado!".

En estos años, me las he arreglado para seguir mi camino y de esa manera he aprendido a caminar solo.
A veces me gusta estar así  me hace sentir fuerte y capaz de seguir adelante por mi propio esfuerzo. A veces no quisiera cambiar esto, seguir así el resto de mi vida...

Es solo la otra cara de la moneda, un volado, cara o cruz.

Quiero poder decir que de alguien estoy enamorado, pero hoy estoy enamorado de mi soledad.

domingo, 7 de abril de 2013

Una Ventana Al Pasado

Escuchala al tiempo que lees, entenderás entonces lo que siento.


Recostado sobre mi cama en medio de la obscuridad, no hay ruido, no hay nada, solo esta dulce y nostálgica melodía que me va guiando poco a poco en recuerdos.
Voy volando 9 años atrás y en mi puedo encontrar: Una sonrisa, un suspiro, una lagrima...

Ahí estoy, en aquel lugar que me vio nacer, en ese lugar que solía llamar "Hogar"
Ese tono cálido y confortante que brillaba justo ahí.
Una habitación pequeña, con una sola ventana que dejaba pasar la luz del sol al amanecer.
Puedo respirar esa paz, esa sensación en mi de saber que "todo estaba bien"
¿Que importaba mas en ese momento?
Solo vivir, reír, soñar, jugar... 
Expectativas de un mundo el cual mas tarde me daría cuenta de su verdadera forma.

Ahí solo estaba yo, escuchando esta nueva melodía... una melodía que sin saber porque me causaba una sensación jamas antes experimentada.
Una sensación en la cual imaginaba como podría en un futuro recordar ese momento, escribiendo en mi registro cada nota y cada sentimiento.
Una sonrisa... la primer reacción en esa melodía. Me veía feliz y triunfante en los años venideros.
Un suspiro... al saber que esos días acabarían pronto, al saber que debía disfrutar ese momento como nunca.
Una lagrima... por el miedo a separarme de lo conocido y enfrentarme a mi obscuro destino.

Entonces recuerdo... que nueve años han pasado y aquí estoy, un joven de 20 años que al escuchar esa melodía vuelve a encontrarse en el mismo lugar, de la misma edad, con la misma sensación.
Una sensación en la cual puedo saber que logre recordar ese momento, donde esas notas vuelven con el mismo sentimiento.
Una sonrisa... por los buenos momentos y la dulce sensación de paz de aquel entonces.
Un suspiro... por las cosas que nunca volverán y que el tiempo va borrando.
Y una lagrima... por miedo de olvidar el camino a esa ventana al pasado.