domingo, 26 de mayo de 2013

C.h.a.o.s.m.y.t.h.

Esta entrada la quiero dedicar solo para presumirte lo afortunado que soy, por todo lo que tengo y que hoy me siento feliz de contártelo.

Todos tenemos amigos, los de la infancia, los de una época, los que siempre están contigo, los que se enojan contigo, los que te regañan, los que regañas, con los que ríes, con los que lloras, con los que creces y con los que mueres.

Mis amigos de la infancia, recuerdo mi primer amigo, en el jardín de niños, un niño que lo primero que hizo fue tirarme de la silla y mancharme de pintura, no tengo muy buena memoria en cuanto a ese amigo, pero recuerdo que jugábamos a ser superheroes.
Mas tarde en la primaria, conocí a los que hoy puedo decir que son mis amigos de toda la vida, ya te he contado de ellos antes, Manuel y Andy. Compartíamos gustos, sueños, juegos, Si, con ellos crecí y aprendí bastante. Compartimos, habitación los tres, cama, comida, ropa incluso. Eramos hermanos. Nos sentábamos a ver películas (siempre las mismas) Harry Potter era nuestra favorita. Hicimos las travesuras mas descabelladas, pintamos al gato del vecino, robamos rosas de un rosal para regalarlas el día de las madres, Rompimos ventanas, tocamos timbres y salimos corriendo. Ensuciamos la alfombra de la casa de Andy con lodo, perdimos un coche a escala de colección de mi papá y matamos a los canarios de la mamá de Manuel cuando pasamos corriendo y tiramos la jaula. Ahora lejos estamos, pero gracias al internet seguimos tan juntos como hace 10 años.

Luego está Carlos, quien me trato con mano firme y comprensiva a la vez, me sacó de mi error y me apoyo aunque no nos conocíamos realmente. Me termino salvando la vida, me mostró nuevamente lo que es vivir, me brindo su mano cuando me encontraba mas abajo del fondo. Después cundo su labor hubo terminado, se marcho dejándome listo para continuar. Años después regreso a mi vida a través de Internet, sintiéndose feliz de saber que había logrado superarme. Y yo feliz de volver a saber de el.

Conocí a Miguel por una extraña casualidad, una canción que el reconoció y que fue nuestro punto de partida para desarrollar ese amor fraternal que ahora tenemos. El fue en muchos casos el eslabón que conecto mi verdadera identidad con el exterior, ya que el es tan único que hizo que yo sacara mi verdadero rostro. El tan impulsivo, arriesgado e impredecible me mantuvo junto a el para ponerle ciertos limites y el para expandir los míos. Ahora después de la preparatoria, el aun me frecuenta, a veces se queda en casa a comer o dormir y yo en su casa también. El único que conoce todo de mi y yo todo de el. Mágico, no es así? todo por una canción.

También vinieron en Manada, Vannesa, Nare, Eliza, Emmanuel, Emilio y Laura, con quienes disfrute de risas interminables, aventuras tan extrañas, caminatas en la madrugada, momentos vergonzosos y momentos que atesoro magníficamente. Aun salimos cuando las respectivas universidades nos lo permiten.

En la universidad no considere hacerme de amigos, pero he conocido personas tan interesantes que pronto se ganaron un buen lugar en mi lista, Lo increíble es que conozco casi a toda la universidad (es una universidad pequeña por lo tanto los grupos son pequeños y no son demasiados alumnos realmente) Pero he conocido a mas personas de las que jamás creí conocer en la universidad:

Pablo, quien me impulsa a superarme, relación de total confianza, apoyo, siempre dispuestos a escucharnos el uno al otro, una personalidad que da miedo por sus métodos de acción tan arriesgados. Es imposible reír con discreción estando con el. El único con quien me he llevado pesado. Me alegro de haberlo conocido.

Luis, Fernando, Benjamin, Carmen, Ina, Mariana, Areli, quienes al principio eramos rivales en clases hoy somos la mas grande unión estudiantil jamás creada. Apoyo total con temas escolares y no tan escolares, las fiestas con ellos son magnificas, saben crear un ambiente agradable con solo pisar el lugar, verdaderos escuchas y también francos al darte una observación. No existe error que tengas el cual ellos ya te estén puntualizando. Eso se los agradezco (No por nada estudiamos Psicología) Hermanos, en pocas palabras.

Y también existen mis amigos de Internet, vaya que me he encontrado con amigos que me hacen sentir increíble, Todos ellos me han brindado el apoyo para aceptarme mas como soy, me han llenado de valor para vivir mi vida como quiero, siendo como soy:
Marco, alegre, ocurrente, muy inteligente, no existe un segundo en el cual no tengamos un tema interesante de conversación, debates increíbles y risas a mas no poder. El único amigo de Internet que conozco en persona.
Samuel, Amante de la música, orgulloso, tonto, nunca deja de hablar y tiene la capacidad de ponerme nervioso con sus comentarios fuera de lugar.
Carlos, (otro Carlos) artista, poeta, soñador, vive del color y por el color, pensamientos profundos, sueños psicodelicos, corazón de cristal, mente de seda. Cada charla es una obra de arte.
Mitchell, es como un yo pero mas joven, mas tierno y mas luminoso (ya que yo soy mas obscuro). Ya me dice hermano, ya lo trato como tal, como si fuera mi verdadero hermano menor "¿Como te va en a escuela?", "¿Te ayudo con esa tarea?", "¡¿Que te hicieron que?! ¡ahorita los mato!" (A poco tiempo de conocernos en persona)

Amigos, los tendremos siempre, verdaderos solo pocos.
Yo me siento afortunado de contar con esta lista de amistades, se que no me he equivocado (hasta ahora) y hasta por Internet me he hecho de amigos de confianza. Claro que es valido! a pesar de los miles de riesgos aun se que existen personas de buen corazón. Y si estas leyendo esto, seguramente también estas dentro de mi lista de amigos que espero poder conocer muy pronto.

Y antes de terminar, un himno a la amistad.



lunes, 20 de mayo de 2013

Ensayo

-Me amas?
-Tu sabes perfectamente que si. Eres la mujer mas hermosa del mundo, mi amada.
-Entonces por que te siento tan perturbado?
-Quisiera salir de este encierro. No me malinterpretes, tu amor es lo mas grande del mundo y estoy muy agradecido contigo, pero me siento como en una cárcel por no poder salir de este lugar.

-Detengan ya!- anuncio el profesor avanzando hacia el centro del escenario a darle indicaciones al chico que estaba en el escenario.

Yo, que me encontraba sentado en una de las butacas observando el ensayo de la escena me quede ahí regresando a mi barco flotante de mis pensamientos.

-Blah, blah, blah, blah... - Decía el profesor.

De pronto, alguien empujo mi cabeza hacia adelante, y mire hacia atrás preparado mi reclamo.
-Oye que..?!
-Te habla el profesor! ¿Que no lo escuchas?- me dijo una de las chicas que estaba sentada detrás de mi.
Mire al frente y el profesor me veía con fastidio y a la vez divertido.
-Disculpe- dije mientras subía al escenario.
-Tienes que estar atento, pero no te preocupes- me dijo el profesor dándome una palmadita en el hombro.
-Quiero que le enseñes a Juan, como debe ir el ritmo de esa escena, el ambiente y el sentimiento.
-Claro- le dije al profesor, aun apenado.

Juan se hizo a un lado para observar. Este papel lo tenemos los dos, en las varias presentaciones que haremos estaremos alternando el personaje, yo tengo un poco mas de experiencia que el y además el aun no entra en confianza con todos nosotros y le cuesta trabajo transmitir una emoción al sentirse aun fuera de lugar. Por suerte el toma de buena gana las criticas que son siempre constructivas y esta totalmente dispuesto a aprender.

En una pose que no es común de mi, hice un recorrido cursi junto a la chica y tome su mano como si estuviera sosteniendo una delicada mariposa, la mire a los ojos y me acerque a ella como si quisiera y no soportara mas las ganas de besarla apasionadamente.

-Me amas?- me dijo ella mirándome a los ojos.
-Tu sabes perfectamente que si - y miré hacia el exterior con mirada de ensoñación - Eres la mujer mas hermosa del mundo...-volví a mirarla esta vez mas de cerca - Mi amada.
-Entonces por que te noto tan perturbado- Ella dijo mientras buscaba en mi mirada alguna explicación a mi triste mirada.
-Quisiera salir de este encierro!- Soltándola de las manos y haciendo un ademán de hastío -No me malinterpretes - Volví a mirarla - Tu amor es lo mas grande del mundo...

-Muy bien, ¿Observaste? - me interrumpió el profesor preguntándole a Juan quien sonrió y asintió. -Correcto, Edson! ve y ensaya con Juan allá detrás mientras paso la siguiente escena que me urge que quede bien esa.
-Si profesor- le respondí y le di una palmadita a Juan en el hombro para indicarle que me siguiera.

-Lo haces muy bien- Me dijo Juan sonriente.
-Gracias, tu tampoco lo haces mal pero necesito que te lo creas mucho mas, ¿Ok? - Le dije
-Está bien, además al verte pude sentir ese amor que debo expresar, la mirabas como si realmente la amaras - me dijo el ansioso de que yo le mostrara como.
-Bueno, debes basarte en una sensación real para poder transmitirlo, eso es lo que muchos hacen. Piensa, recuerda a alguna persona, que te haga sentir así  ternura, amor, deseo, imagínate que lo que dices se lo dices a esa persona.- le dije
-Sinceramente, no tengo nada.- Me dijo el bajando la mirada.
-Nunca te has enamorado?- le pregunte yo casi sin pensarlo y con un tono de incredulidad que hasta que termine de decirlo me percate de eso.
-No, bueno... - Se quedo callado y se ruborizo.
-Bueno no importa - Dije yo tratando de calmar el ambiente que yo mismo había provocado. -Piensa en algo que te de ternura, un bebe, un cachorrito, algo así.
-Si, ya lo tengo- Me dijo el decidido.
-Bien, ahora otra cosa, no desvíes la mirada, a veces debes hacerlo para dar la sensación de suspiro o ensoñación pero lo importante se lo debes decir mirándola a lo ojos. Ok? no veas al publico, ve hacia el cielo y a ella.- Le dije como ultimo consejo.
-Ok- respondió

-Bien, yo diré las lineas de ella y tu practica con las del personaje que nos toca. ¿Te parece bien? - Le pregunte.
-Esta bien- Sonrió el.

El es bastante mas alto que yo y mas fornido, tiene un rostro y una mirada de total ternura todo el tiempo y su tono de voz grave y aterciopelado le son un un buen comodín para interpretar este papel.

-Comienza- Le indique yo
Se acerco el a mi, me miro a los ojos, sonrió ampliamente y tomo mi mano con mucha delicadeza.
-Me amas? -  le pregunté buscando la respuesta en sus ojos.
-Tu sabes perfectamente que si - Me tomo del mentón y me vio directamente, después suspiro y miro al techo - Eres la mujer mas hermosa del mundo - Levantando ligeramente su brazo dibujando un arco y mirando sobre el como si recorriera el mundo en ese instante y demostrándome que era verdad lo que decía  entonces me miro y dio un paso para acercarse a mi hasta quedar a escasos centímetros de distancia.- Mi amada.

Lo vi y sus ojos brillaban llorosos como si fuera yo eso que el tanto amaba, me hervía todo por dentro, tomar su cara no seria problema, rodear su cintura era muy sencillo mis labios se separaron ligeramente dispuesto a no pensar y solo actuar... quería besarlo, tenia que hacerlo... el tomo con una mano mi cintura acercándome mas a el. y me costaba a mi trabajo respirar... mi corazón iba mucho mas rapido de lo normal...
...
...
...
-Muy bien, así está muy bien, buen trabajo, Edson, gracias por ayudarle a entender eso.- Dijo el profesor que aparecía tras una de las piernas del escenario.

El y yo nos separamos rápidamente y luchando por eliminar el rubor de nuestras caras, sudando un poco y riendo nerviosamente.

-Bueno, aquí se termina el ensayo hoy chicos - Anuncio el profesor - Nos vemos el lunes nuevamente, descansen, Feliz fin de semana.

Todos tomaron sus pertenencias y caminaron fuera del auditorio.

-Lo hiciste muy bien, hazlo así con ella la próxima vez.- Le dije.
-Gracias, pero dudo que pueda hacerlo con ella igual - Me dijo Juan aun nervioso.
-¿Por que? tu hiciste todo - Le dije sin verlo.
-Porque solo tu me inspiras a hacerlo así... - Me dijo el casi en un susurro
Yo no dije nada pero lo vi seriamente.
-Adiós- me dijo el y avanzo de prisa a la salida.

Mientras yo me quede congelado en mi lugar sin saber que decir ni que pensar.


lunes, 13 de mayo de 2013

Deseo Nocturno

Quiero compartir contigo algo que escribí hace un poco menos de dos años, espero que te guste. 

Una vez más, a media luz
Miro hacia la ventana y la luna brilla espectralmente, iluminando lo poco que puede en mi habitación
Donde solo una vela es capaz de producir luz para este pedazo de papel en el que escribo
Todo está completamente en silencio, solo escucho el rasgueo de mi pluma sobre el papel y el tic tac
Del reloj que marca las 00:06.

Una vez más en soledad pienso en ti,  te he visto pasar nuevamente, con ese andar tan peculiar que
Me hace saber que se trata de ti, tu cabello ondeando al viento, tu perfume inconfundible, el brillo en tus ojos
Mas que el del sol, la melodía de tu voz, asemejándose al Nocturno N°2 de Chopin, tan suave, tan hermoso, melodía que me hace volar y soñar.

Comienzo a escucharla y me siento en paz, en calma, no importa nada, solo esa dulce melodía; pero cuando abro mis ojos estoy de nuevo aquí en mi fría habitación, mientras la melodía se esfuma.


¿Qué soy realmente?, ¿Qué es lo que busco?, me pregunto en silencio esperando a que alguna voz me responda acertadamente. Si lo sé, soy un completo estúpido esperando milagros y cosas que me caerán del cielo, pero y ¿Que he de hacer yo?

Tu sonrisa me atrapa, tu mirada me enloquece, tus palabras me hacen desaparecer todo, ganas tengo de al verte gritar… ¡MÍRAME!
No sé qué pasa por tu mente, no sé si te importo, solo sé que aquí estoy yo soñando con un cielo que tal vez no he de alcanzar, me estoy muriendo lentamente, en soledad, si poder decir lo que hay dentro de mi corazón, que se que el corazón es un musculo pero así es como lo digo.


No quiero parecer un idiota, cursi, pero esto es lo que hago, esto es lo que pienso; solo espero que algo me de la fuerza necesaria para que sin necesidad de gritarte ¡MÍRAME! Tú te fijes en mi.

Y no sé porque pero al escribir esto mis manos tiemblan, pero en mi interior se que es por el frío que siento, por el frío de mi corazón que la sangre que transita en mi interior está casi congelada.

Y yo se que la luna es la confidente de los amantes, y ella ha visto todo lo que he escrito, sabe todo lo que pienso, espero te envíe este mensaje mientras estas en silencio y te cuide mientras duermes, así será como estarte cuidando a través de los ojos de la luna.

La vela esta extinguiéndose poco a poco, y la luz cada vez es menor, y aquí a media luz he terminado de soñar despierto mientras la luna me sonríe y yo guiñándole un ojo me voy tranquilo a dormir pues se que ella te estará cuidando por mi.


martes, 7 de mayo de 2013

Yo estaré aquí.

(Haré esta entrada de manera informal y con un lenguaje mas natural en mi forma de expresarme, espero no te parezca inadecuado)
Estaba el viernes por la noche tranquilamente con los audífonos puestos cuando de pronto Mensaje de facebook salvaje aparece.

Pablo: Tienes que acompañarme mañana
Yo: A donde y como por que demonios?
Pablo: Tu cállate y hazme caso.
Yo: Si no me dices no voy ¬¬
Pablo: ¬¬ Esta bien, iremos al parque, tengo una practica de Psicología social y nos pidieron llevar a un amigo externo al grupo para la practica.
Yo: O.o? y eso, por que me elijes a mi?
Pablo: Porque eres el único que conozco que se queda hueveando en casa los sábados.
Yo: Idiota! está bien iré u.u
Pablo: A las 9 am ni un minuto tarde. O será tu culpa si obtengo una mala calificación.
Yo: Tan temprano?! jajaja ok estaré ahí
Pablo: Pero seguro que estarás a tiempo?
Yo: Pues quien me crees? Sabes que odio la impuntualidad!! Ahí estaré sin falta.
Pablo: Mas te vale!

A la mañana siguiente sonó el despertador y lo apague a tientas. Me volví a recostar.
30 minutos después salí disparado de la cama por el impulso del recuerdo "En el parque a las 9 am"
Me puse lo primero que encontré, casi pise al gato, me medio peiné y me lave en tres cepilladas los dientes tome un jugo del refrigerador y salí corriendo.

Llegue 5 minutos antes y me encontré ahi con los compañeros de Pablo. Hola, buenos días, como estás? etc.

-Quien te invito?, Edson. Me pregunto Cindy.
-Humm... (Dudé, pues todo el mundo piensa que Pablo solo se acerca a mi porque le gusto, lo cual es mentira) me invito... Pablo...
- Uy, no va a llegar, yo se lo que te digo. -  me respondió Cindy.

Yo solo puse cara de preocupación, pues casi no suelo preocuparme (notese el sarcasmo)
Llego el profesor y dijo: -esperaremos 3 minutos mas y si no lega nadie comenzamos.
Mi mente comenzó a repetir "Estúpido Pablo, mas te vale que llegues o me quedare solo y para variar perderás tu calificación".
El profesor espero incluso 5 minutos pero no llego nadie mas.
"Estúpido Pablo, es la ultima vez que te hago caso"
- Entra de todas maneras, nos serás de ayuda- dijo el profesor mientas me tomaba de los hombros guiándome al interior del parque y yo tratando de seguir mirando la entrada como si eso hiciera que Pablo llegara a tiempo.

Habíamos casi comenzado la primera actividad cuando llega casi muriéndose el tipo que yo esperaba.
-Perdón profe! Me quede dormido. - Dijo Pablo sin poder hablar bien por la falta de aire.
Mi mirada hacia el fue de infinito desprecio.
El se arrodillo a arreglarse los cordones del tenis y aproveche ese momento para meterle un golpe en la cabeza.
-Pero que chingados...!! - Me dijo el viéndome con cara de odio y desconcierto.
-Por pendejo - Le susurre.
Solo una chica se percato del acto y se rió animadamente.
Una, dos, tres... mil actividades y por fin se termino la practica.
Todos se dispersaron, una experiencia agradable sobre grupos espontáneos de trabajo y se acabó.

-Te invito una torta (es como un sandwich, emparedado aquí en México)- me dijo Pablo al finalizar la sesión.
-Es lo mínimo que puedes hacer - Le dije aun enojado.
Si, soy jodidamente orgulloso.
Cuando pedíamos las tortas, el me comenzó a platicar.
-Este lugar me trae muchos recuerdos, siempre venia aquí de pequeño con mi tía  recuerdo que le robaba las monedas de colección a mi mamá y con eso siempre me compraba una torta u un refresco aquí  Nunca te subiste a ese juego con forma de gato?- me pregunto.
-No, esta es la primera vez que vengo aquí  recuerdas! no crecí en esta ciudad- Lo dije aun con mi orgullo en mi actitud.
- Lo olvidaba, es verdad. - Me dijo el sonriendo como si nunca le hubiera hablado mal.
-Además la primera vez que me escape de la secundaria vine aquí  con mi primer novio, y bueno... eso me trae bonitos recuerdos y a la vez me hace sentir algo triste. - Me dijo mirando hacia el cielo como signo de que estaba recordando todo con detalle.
Yo simplemente me quede en silencio.
-Discúlpame, no era mi intención llegar tarde- me dijo al ver que yo estaba aun hirviendo.
Hice una mueca de "Que mas da".

Nos sentamos en unos troncos cercanos a comer estuvimos en silencio un buen rato.
hasta que el interrumpió ese silencio con la siguiente pregunta:
-¿Que te pasa?
-Pasa, que te tengo envidia - Le dije mientras comenzaba a temblar.
-¿Por que? - me pregunto.
-Te envidio por vivir de la manera en la que vives, la forma en la que sonríes sin problema, el no tener que ocultar tu verdadera cara ante todos, el que tengas esos buenos recuerdos de amor con alguien en lugares como este, que puedas vivir con el hecho de que todos saben que eres gay y eso no te afecta en lo absoluto.- Le dije de un jalón y mis ojos se llenaron de lagrimas.

El solo me observó preocupado, se levanto de su asiento y se puso delante de mi. Levanto mi cabeza y solo me dijo:

-Escucha, yo estaré aquí para ayudarte con eso.