viernes, 28 de junio de 2013

Obsesión (Parte 1)

¿Te platique en alguna ocasión, de mi mayor obsesión en preparatoria?

Te contaré.

Había hecho ya un año en la preparatoria había resultado todo tan bien hasta ese momento.

El primer día de clases de mi segundo año, me encontré con una agradable, muy agradable sorpresa.

La vi ahí... nerviosa, con su mochila al hombro, de baja estatura, piel clara, cabello castaño, ojos color miel.

"Que hermoso ángel" pensé yo.

Todos los días, llegaba temprano para verla antes de clases, siempre estaba ahí, tan solitaria en la misma banca de siempre y por mas intentos que hice para acercarme a ella mi cuerpo no respondía y permanecía sentado en la misma banca cada día. Hacia mil cosas, me arreglé el cabello diferente para que ella me viera, me puse mi mejor pantalón en otra ocasión, hice cosas "interesantes" como: Llegar con lentes de sol, agitar mi cabello al caminar, saludar a todo el mundo para parecer popular, me cargué de libros para que notará que era un chico estudioso, abrí mi camisa unos botones para dejar la parte superior del pecho descubierta, etc.

3 metros de distancia, siempre 3 metros.

Siempre he sido muy malo tratando de llamar la atención de alguien que me interesa, y mucho peor coqueteando.

-Hola- Escuche una ocasión mientras estaba ya tan seguro que no valía la pena seguir intentando nada y estaba perdido leyendo.
-Hola- Respondí temblando y poniéndome excesivamente rojo.
-Disculpa que te moleste, ¿Sabes con quien debo ir para apuntarme a los talleres culturales?

De verdad, estaba ella hablándome, y no solo eso, me estaba mirando con esos dulces ojos.

-Si, mira es... -pensé un momento- ¿Quieres que te lleve?
-Claro, gracias -respondió ella.

Camine a su lado, y cada que respiraba guardaba en mi mente su perfume. Al fin llegamos a la oficina.
Entramos juntos y nos atendió la profesora encargada de la difusión cultural de la escuela.

-¿Que necesitas?- Le pregunto la profesora a la chica.
-Vengo a apuntarme a los talleres culturales- Dijo ella.
-Bien, las listas están en aquel escritorio, escoge tu taller. Y tu... -Se dirigió a mi apuntándome con el dedo (Es una mujer bastante imponente y gorda)- ¿Ya tienes donde dar tu servicio social?
-No, aun no -Le dije un poco nervioso.
-Estoy buscando personas para que realicen su servicio social en los talleres culturales como encargados o apoyo. ¿Te interesa?
-Si - Dije considerando la opción de hacer el servicio social sin tener que ir a un lugar externo a la escuela-
-Muy bien, ¿En que taller estuviste en tu primer año?- Me dijo ella tratando de recordar.
-Ajedrez, el primer semestre y en el Club de Canto en el segundo- Le respondí.
-Es verdad, anotate en alguno de esos dos para apoyo- Me dijo la profesora.

-Ya me he anotado- Dijo la chica.

Yo tome la lista de ajedrez dispuesto a anotarme como apoyo pero escuché:

-Me he anotado en la lista del Club Canto...

Solté la lista de ajedrez y tomé la de canto, Puse mi nombre en la zona de "Servicio Social"

-¿En cual te anotaste? - Me pregunto ahora la profesora a mi.
-Club de Canto- Le respondí aun terminando de escribir.
-¿Por que ahí?- Se interesó la profesora.
-Tengo mas experiencia cantando- le respondí. Cosa que era cierta, nací en una familia de músicos y sé cantar desde que nací. Pero considere ajedrez como primera opción puesto que era mas sencillo.
-Muy bien, nos vemos el sábado a las 8 de la mañana, Tu Edson a las 7:30 los encargados deben llegar antes.
-Pero yo no soy encargado del club- Le respondí.
-Eres el único que se ha anotado ahí así que tu eres el encargado.- Me respondió como si aquello fuera el premio nobel.
-Esta bien, hasta luego- Y giré hacia la puerta.
La chica se había marchado, trate de buscarla y seguirla pero no la encontré.

Al menos tres cosas buenas habían pasado.
1.- Ella me había hablado.
2.- Estaríamos juntos en el club de canto.
3.- Ahora sabia su nombre: Diana



martes, 18 de junio de 2013

Nueva vida


"Ese ahogante sentimiento de despertar en la vida de alguien mas"


Al comenzar este año, le hice una gran promesa a una persona, a esa persona yo le sería incapaz de fallarle y mi palabra es ley. Hablo de mi.
Apenas marcó el reloj las 00:00 del primero de enero de este año me dije: "Edson, este año me llena de emoción, tengo el presentimiento de que viene algo demasiado grande. Observa a tu alrededor, siente eso, este año debes hacer un cambio para bien en tu vida"

Esa noche me fui a dormir muy tranquilo.

He caminado ya bastante hasta el día de hoy, este año he hecho mas cosas de las que creí.
Nunca había sido de hacer ejercicio, soy bastante flojo, pero me he puesto a hacer ejercicio, a propósito fue que me inscribí en el taller de Danza contemporánea (la cual se complementaba con teatro ambos talleres trabajan juntos en las obras) La instructora es bastante disciplinada y exigente, pero la forma que tiene de incitarte a hacer las cosas es ¡Magnifica! No solo es bailar, créeme, implica bastante esfuerzo, la primera sesión termine adolorido por bastantes días. Ahora me veo mas saludable, me siento mas saludable, mi cuerpo comienza a tener cambios, salen músculos de donde creí que jamás tendría, de verdad, en algún momento de mi vida creí que yo era solo piel pegada al hueso.

Decidí abrirme mas ante el mundo, las personas que me rodean. Antes caminaba con la vista pegada al suelo y evitando cuanta conversación se me presentara. Ahora llego a la escuela y voy saludando a todo aquel que me conoce, sonrisa, mano, buenos días, hasta luego. Me rió mas, me atrevo a hacer chistes incluso me atrevo a hacer cosas que jamás haría, como por ejemplo: Hicimos un reto en la escuela, mis amigos y yo, consistía en estar durante clases y dentro de la escuela sin zapatos. Los profesores se divertían ante tal espectáculo, lo malo era cuando teníamos que llegar a la cafetería y debíamos tocar el suelo caliente por el sol. Bastante divertido.

Ya he ido controlando mi mal genio, en casa trato de mantenerme tranquilo y con la mente despejada evitando así mis fuertes estallidos de enojo. Sobre todo con mi padre que tiene la habilidad de hacerme enojar con sus gritos al ver el "Soccer"

Me he buscado un trabajo que me permita estudiar y seguir asistiendo al taller de teatro y lo he encontrado en un bar muy agradable, ¿Cuantas cervezas pidieron ustedes? ¿Clara u obscura? ¿Mas botana?. Me gano mi dinero, me divierto, conozco personas y me la llevo muy bien. Y las propinas están muy bien... incluso me han dejado un "Call me maybe" y eso ya es bastante (luego hablaré de eso)

He cerrado puertas que no me interesa volver a abrir, he abierto otras que me han sorprendido y gustado bastante, me he lanzado a lo desconocido y se siente bien. Me siento mas en calma y mas feliz.

Fue el pasado viernes cuando platicaba con una amiga mía (Vanessa) que me pregunto:
-¿Que hay de nuevo?  bastante tiempo sin vernos y tu no me dices nada...
Perdón... -Le respondí y tome su mano entre las mías- Estoy pensando en bastantes cosas... me siento muy feliz... tanto que no me importa a partir de ahora, te lo diré a ti primero porque eres mi mejor amiga: Soy Bisexual...
-Bien... -me dijo ella sonriendo- ya lo sabia... mas bien lo sospechaba. Estoy muy feliz por ti.- Y me abrazo con bastante fuerza. -¿Se lo has dicho ya a tus padres?-
-Lo haré hoy mismo- le conteste sonriendo.

...
-... ¿Es verdad lo que dices? - Pregunto mi madre en cuanto termine de decirlo.
-Claro que si - Le respondí mirándola a los ojos, luego pase a la mirada de mi padre que se encontraba clavada en el suelo.
-Mi niño... -Dijo mi mamá avanzando hasta abrazarme y plantarme un beso en la mejilla.

Mi hermana desde el otro lado de la habitación me envió una sonrisa con un guiño. Amo nuestra comunicación no verbal. Pero supe que me decía "Bien hecho"
Mi papá respiro bastante hondo, entonces me miro a los ojos, se levanto tocándose el pecho y dijo:
-Lo único que quiero, es que seas feliz de la forma que tu te sientas bien. - Me abrazo con fuerza y todo cambio en mi mundo a partir de ese momento...

martes, 4 de junio de 2013

Reflectores

Se abre el telón...



La obscuridad está sobre todo el lugar, algunas voces se van apagando poco a poco en la expectativa de lo que viene.
Comienza la música, suave y el escenario comienza a iluminarse de un tono rojizo, caluroso, la música anuncia la locación y fundido con la escenografía nos encontramos en la antigua arabia. El palacio se alza imponente al fondo y dos mujeres abren la coreografía inicial.

Que bonito es esto, me encanta esa sensación que en este momento siento, un hueco en el estomago me indica que este es el momento y no puedo volver atrás, aquí estoy siendo yo... con ropas diferentes, maquillaje y un peinado que jamás usaría en mi vida diaria. Pero aquí de pie debo saber que no soy yo, soy un Árabe que no soy yo, sostengo en mis manos un alfanje de utilitaria y una daga...

Han comenzado a hablar dando la entrada a la escena de planteamiento, y me concentro una vez mas en observar lo que hacen.

-¡Mierda!*1 -  Me dice una voz al oído detrás de mi.
Me giro y me abraza sonriendo.
-Gracias - Le respondo aun abrazado - Igualmente.
El sonríe y me pregunta
-¿Estás nervioso?
-No - Le respondo decidido, pues yo se que ya lo he hecho antes y aunque la emoción sigue siendo tan fuerte y la presión me viene encima, mas que no estar nervioso, es que ya me acostumbre a sentirlos.
-Yo si, un poco - Me confiesa Juan sonriendo forzadamente.
-Todo saldrá bien, confía en ti - Le respondí tomando su mano y percatándome de que había pasado el limite de lo normal.
-Espero que si -  Me dice el.

Nos perdemos nuevamente en ver lo que ocurre en el escenario.

-Ya nos toca- Le digo a Juan quien se prepara a salir y yo igual.

Entra la música y todo el Harem baila, nosotros los guerreros también deleitaremos al sultán con una buena exhibición de espadas.

Comienza... contando 1,2,3,4, 1,2,3,4 giro, 1,2,3,4, Salto, 1,2,3,4, Espadas... creo que no me equivoque!
Ese calorcito que se extiende sobre mi cuerpo, esa sensación de jubilo, el escuchar a las personas reaccionando ante lo que ven...

Salimos de escena.

Corre, fuera antifaz, que ahora debo salir a hacer algo mas... y llega mi amada!
-Me amas?
-Tu sabes perfectamente que si, eres la mujer mas hermosa del mundo.
-Entonces por que te noto tan perturbado?
-Quisiera salir de este encierro, no me malinterpretes... blah... blah... blah

Jodidamente cursi!! Das asco!! Oh lo olvidé, no se trata de mi, se trata de mi personaje... presta tu cuerpo y tu voz a darle vida...

Floto derramando amor en el escenario, ella me ama y yo a ella... Claro que la amo! es verdad! me rescató de ser asesinado!... ¿Que?... no, a ese yo no lo conozco, Mi nombre es Malik, no Edson.

-Bien hecho!- Sonriente me recibe Juan al haber cruzado el escenario y salir.
-Gracias, a ti te saldrá mejor cuando lo hagas- Le respondí.
-Agua?- me pregunta el tendiéndome una botella de agua.
-Claro, gracias- y tomo la botella para acabarme dos tercios en un solo trago.
-¿Tenias Sed?- Me pregunta bromeando Juan.
-No, casi nada.- Le respondí guiñándole un ojo.

Volvemos a perdernos en la obra... falta mucho para que salga de nuevo.

Lo observo y el riendo por lo bajo con los chistes de la representación, ¿De verdad en ese cuerpo tan grande es posible que exista esa inocencia? me pregunto. De pronto siento ya su mirada sobre mi... cruzamos miradas y sonreímos (según yo) por el chiste que recién soltó el Sultán y que ha hecho reír a todo el auditorio.

Observo algo... el pantalón de Juan se ha bajado al punto que veo lo que creo que es el resorte de su ropa interior, me causa una risa nerviosa y me acerco a el con total confianza y le comienzo a arreglar el pantalón y el cinturón (que es una tira que da miles de vueltas sobre la cintura.

-Se te ve...- Me pongo rojo y sigo arreglando
El solo se limita a alzar las manos dejando que yo maniobre con el cinturón.

-Demonios, así de pie no puedo arreglarlo bien - y me arrodillo delante de el para continuar con la maniobra. El aun con las manos tras la cabeza y observando lo que hago. De pronto al hacer el nudo el se comienza a reír.

-¿Que paso?- le pregunté
-Nada, olvídalo- Me responde entre divertido y nervioso.

Vuelve la risa.

-¿Que?- le pregunté una vez mas entre divertido y confuso.
-Perdón, pero es que, cuando giras el cinturón hacia atrás acercas demasiado tu cabeza a mi abdomen y...
Se quedo callado aun riendo.

-¿Y que?- le pregunte yo mirándolo hacia arriba.
-Bueno pues... si alguien nos viera, pensaría que me estás haciendo una mamada. - Y se comenzó a reír demasiado.
Yo quien había terminado en ese instante de hacer el nudo, me incorpore y al verlo tan divertido con el chiste se me vino entonces ahora si a la mente la imagen de aquella escena.
No evite reírme junto con el.

-Demonios, ya me toca- Préstame ese velo- Y tome el velo detrás de el.

Blah, blah, blah...

Amo a esta mujer, pero hoy me viene con terribles noticias, lo mejor será huir de esta ciudad cuanto antes...
Me han apresado, me han quitado mis armas, me llevaran ante el sultán y me mandara cortar la cabeza, a mi y a mi amada... no se que debo hacer... que Alá nos salve.

Aplausos... se encienden las luces, instintivamente hago una reverencia, He vuelto a ser Edson... Malik se ha salvado y ahora puede ser feliz, nos tomamos de las manos y hacemos la reverencia final.
A mi derecha la joven que es mi... perdón la amada de Malik y a mi izquierda... Juan, sonriente y muy feliz.

Me quedo a tomarme algunas fotografías con personas que quieren tomarse fotos conmigo.

Bien hecho, felicidades! por todos lados en los camerinos.

Ya me he cambiado, he guardado mis cosas y... una nota en el pantalón que deje colgado en el camerino.

Muy buena, hagamos una apuesta, si en la próxima lo hago mejor que tu, me haces esa mamada de verdad.
Es broma querido maestro.
Me agradas bastante. 

Creo que no era tan inocente como creí... veré si aun lo alcanzo... Corro a las puertas del auditorio y... solo una marea de personas que me observan pero el... se había ido.

Se cierra el telón.
  • *1: El termino mierda lo utilizamos como palabra para desearnos suerte... Que pises mierda, que te vaya mierda, Mucha mierda!.