miércoles, 6 de agosto de 2014

¿De vuelta a clases?

Posiblemente te haya pasado o tal vez no, pero al menos a mi me entusiasma mucho volver a la escuela después de vacaciones.

El lunes me encontraba despierto una hora antes de que sonara el despertador. Mis pensamientos iban en torno a las grandes expectativas para este curso. Pensaba en la gran cantidad de textos que había leido en vacaciones para prepararme y ya saber aunque fuera solo lo básico de las clases que vendrían. Mi madre me decía: "Sal y haz algo, estas muy encerrado en tu habitación, solo sé que sigues vivo porque te escucho cambiar la musica y cantar de vez en cuando". Porque sabrás, amigo mio, que sin música no puedo leer, incluso a veces puedo cantar y leer a la vez.

Yo me quedé en casa la gran parte de las vacaciones, los viernes los ocupaba para ir a otro curso y los jueves salía con tres de mis amigos a tomar un poco de cerveza y platicar sobre cosas muy interesantes. Otras personas dicen: "Que aburridos son ustedes" pues siempre salimos solo a eso... intercambiar ideas y reírnos un poco de las cosas mas simples.

Sinceramente tenía mucho que no salía con ellos a esos "rituales" de conocimiento que tanto me encantan, pues mis horas, días y noches se las brindaba totalmente a Juan, quien en ocasiones me decía: "Sal con ellos" pero yo no podía perderme una noche libre de obligaciones sin estar con él.

Fue extraño escuchar sus voces de nuevo, sus risas y el aroma de los cigarros mentolados que suelen fumar. La cerveza me sabía extraña pero a la vez me hacía volver en el tiempo a aquellos días antes de que él pusiera su penetrante mirada en mi. Me sentía como un fantasma que ve su pasado pero no esta presente a la vez.

Más allá de esto, no hice nada diferente en vacaciones. Le enviaba mensajes a Juan y él me mantuvo informado de todo lo que pasaba.

Pero ese día que volvía a clases todo era maravilloso: las clases, la nueva temporada en el teatro, los buenos profesores que me harían sentirme cada vez mas hambriento de saber... y él.


Fue gracioso ese momento en el que él llegó hasta donde yo estaba recargado sobre la valla del segundo piso del edificio dónde se encuentran las carreras de humanidades. Me encontraba charlando con Pablo mientras veía el gran y verde jardín de la universidad y a los chicos que se encontraban sentados ahí cuando de pronto algo pasó... sentí un mano sobre mi trasero... no tuve que mirar, sabía quien era.
-Comportate- le dije mientras me volteaba hacia él y comprobaba que nadie más estuviera viendo. Pablo reía.
-Lo siento no puedo evitarlo... pero me portaré bien, al menos hasta esta noche- me dijo Juan y me lanzó una mirada pícara.

-Ya los escuché- Dijo Pablo y se reía como suele hacerlo siempre.

Me dio risa y entonces pensé: "A veces es necesario hacer las cosas fuera de lo planeado"

Tomé la mano de Juan y lo hice caminar escaleras abajo mientras me despedía de Pablo alzando la mano, quien nos gritaba desde arriba "¿A donde van?". Entonces le dije a Juan con voz lo suficientemente fuerte para que Pablo escuchara:
-A la mierda el primer día de clases ¿Para qué esperar a que sea de noche?.

Pablo solo dijo entre una carcajada: "Hijos de puta".
Levanté el dedo medio de mi mano izquierda en dirección a Pablo mientras Juan y yo caminábamos fuera de la escuela...

...

...

2 comentarios:

  1. Yo si esperaba el primer día con una pizca de stress y curiosidad, siempre con mis lapiceros nuevos y cuadernos con hojas en blanco, comenzaba siempre con mi mejor letra y terminaba con unos garabatos espantosos. Pues a disfrutar el día a día y a estudiar como locos!!

    ResponderEliminar
  2. Nunca esperé el primer día de clases... incluso ahora que he vuelto a estudiar, estuve tan emocionado para nada... no hubo nada grato que pueda recordar de este primer día de clases. Supongo que lo dices porque tienes diferentes actividades que hacer en tu periodo educativo, pero mijo tienes que hacer algo más cuando no estes en. Lo de los amigos está bien, pero si tanto te gusta el teatro, el canto, baile o lo que sea... a estudiar eso en el tiempo libre.

    Saludos!

    pd. ¿al final no entraste a clases? jaja

    ResponderEliminar