lunes, 3 de abril de 2017

Mujer

¡Que difícil es ser mujer!

Llevar la frente en alto y la espalda recta.
Ser firme y poderosa sin perder la delicadeza y la gracia.
Se necesita valentía.

Un gran monto de ternura y bondad.
Cargada de un coraje capaz de enfrentar tormentas.
Llevar el cabello suelto volando al viento.
Alzarlo en un moño o recortarlo para tener ligereza.

No olvidar la belleza.
Dibujada en el rostro con la sonrisa.

Se debe reír a carcajadas, disfrutar la vida.
Se debe llorar el dolor del alma sin caerse por completo.
Se debe vivir libre y liberar a quienes se ama.

Se debe soñar siendo realista.

Hay que cantar con pasión.

Se debe celebrar la vida.
Amar el mundo.
Llorar la muerte.

Se debe alzar la voz y no derrumbarse...
Sólo derrumbar paredes con el grito de libertad.

No está en tu cuerpo.
Ser mujer no es ser delgada.
No es tener un cuerpo de revista.
No es un tono de piel.

Ser mujer no se resume en la ropa que llevas,
en los zapatos que compras,
en el maquillaje que usas,
ni en la forma en que llevas el cabello.

Hay mujeres siempre completas.
Nunca a medias.

Hay mujeres que han perdido parte de su cuerpo y siguen siendo mujeres.
Hay mujeres que no han tenido hijos y siguen siendo mujeres.
Hay mujeres que no están casadas y siguen siendo mujeres.
Hay mujeres que aman a otra mujer y siguen siendo mujeres.
Hay mujeres que no nacieron mujeres y siguen siendo mujeres.

Hay mujeres como yo, que se dicen hombre... ¡pero carajo! ¡¿Acaso no tenemos algo de mujer?!
Mujer no es mi cuerpo, ni mi ideología, ni mi apariencia.

Mujer es la vida.
Mujer es todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario